Aunque las autoridades reportan que atacan el problema de la corrupción, el sector patronal del país afirma que la tendencia de este fenómeno va en aumento y lejos de haberla reducido, pareciera que cada vez es peor , por lo que pugna por crear la figura del zar anticorrupción.

Alberto Espinosa Desigaud, presidente de la Coparmex, refirió que para 91% de los mexicanos la corrupción es el mayor problema de la democracia en México.

De modo que considera que el camino para revertir los altos índices de corrupción no puede limitarse a cambiar el nombre a la Secretaría de la Función Pública y crear una comisión; por el contrario, se requiere una oficina autónoma, apartidista y transexenal, encabezada por un mexicano íntegro, visionario y patriota, auxiliado por un consejo ciudadano.

Coparmex propone crear la figura de un zar anticorrupción, como lo han hecho otros países con buenos resultados , destacó en su mensaje semanal.

En la Señal Coparmex, el dirigente precisó que el zar debe ser el encargado de generar los acuerdos necesarios para encabezar una verdadera cruzada contra la corrupción y la impunidad, dando a esta estrategia seguimiento y continuidad con perspectiva de largo plazo.

Espinosa Desigaud respaldó la iniciativa de crear una comisión nacional anticorrupción, con autonomía constitucional y facultades para investigar y sancionar actos de corrupción en los tres niveles de gobierno y de los tres poderes de la Unión, a partir de denuncias ciudadanas.

Ésta ha sido una lucha histórica de Coparmex, basada en nuestro sexto objetivo estratégico: Estado de Derecho y gobernabilidad democrática, a través del cual trabajamos para combatir la impunidad y la corrupción que corroen a nuestras instituciones y a la sociedad .

El Presidente del sector patronal refirió que en el Índice de Percepción de la Corrupción 2011, elaborado por Transparencia Internacional, México ocupa el lugar 100 de 183 países, donde los primeros lugares corresponden a países con menor corrupción; somos la nación peor calificada de las 34 que integran la OCDE .

lilia.gonzalez@eleconomista.mx