La fase de Precontingencia Ambiental Regional aplicada en la zona noreste del valle de México se mantiene, pues la calidad del aire es muy mala al llegar a los 168 puntos de ozono, informó el Sistema de Monitoreo Atmosférico (Simat).

En su reporte de las 17:00 horas la Comisión Ambiental Metropolitana detalló que esta situación puede causar daños a la salud entre la población en general, además de complicar los padecimientos de personas con problemas respiratorios o cardiacos, así como adultos mayores y niños.

El organismo de la Secretaría del Medio Ambiente capitalina indicó que hay una disminución en la estabilidad e incremento en la velocidad de viento hasta una altura de 400 metros, lo que contribuirá a la dispersión.

En su cuenta en Twitter @AireMexicoDF, reportó "Rachas de viento en el sur y oriente de la Ciudad con intensidades de hasta 27 km/h. Posibles tolvaneras al norte y oriente".

Los indicadores de calidad del aire son formas directas o indirectas de determinar la situación actual y la tendencia en la capacidad del ambiente para sustentar la salud ecológica y humana.