Los asesinatos en México se mantienen al alza y con ellos la violencia, la cual ha trastocado de manera importante a los policías del país, alertó María Elena Morera, presidenta de la organización civil, Causa en Común.

En el foro “Sumemos causas por la seguridad, ciudadanos + policías”, realizado en la ciudad de Tijuana, Baja California, la directora de la ONG lamentó la condición de los elementos policiacos en el país los cuales, dijo, carecen de apoyo.

“No podemos dejar de destacar que también los policías han sido víctimas del incremento de la violencia. Tan sólo mediante un recuento hemerográfico que hacemos en Causa en Común sabemos que en el país han perdido la vida al menos 207 policías en lo que va del año; cinco de ellos en Baja California, uno de ellos fue asesinado el día de”, mencionó.

Morera también exigió que se investiguen dichos casos. “En el momento en el que matan a un policía, matan a un pedacito del Estado mexicano y pareciera que a nuestras autoridades en mucho no les importa”, aseveró.

Asimismo, Morera indicó que se entiende que “no todos los delitos se pueden solucionar” en México; sin embargo, debe haber una exigencia clara hacia las autoridades para que los homicidios dolosos se reduzcan y aquellos que se cometan se investiguen y se resuelvan llevando a los responsables ante la justicia.

“Con lo expuesto anteriormente, no extraña que la percepción de inseguridad de los ciudadanos sea tan alta”, mencionó.

En el caso específico de Baja California, Morera enfatizó la grave crisis de inseguridad por la que atraviesa el estado, incluso pese a que en esta entidad se despliega el Operativo Escudo Titán, generado por la Secretaría de Gobernación como medida para bajar los altos índices de delincuencia y violencia en ciertas zonas del país.

“Es motivo de alarma que en el primer semestre del año se hayan registrado 1,463 víctimas de homicidio doloso; hablamos de que ocho personas son asesinadas diariamente en el estado. Si se comparan las cifras con el mismo periodo del año pasado, vemos un incremento del orden de 45%”, puntualizó.

En el caso de Tijuana, en donde se concentra más de la mitad de la población del estado —ahondó la activista— es donde se cometen ocho de cada 10 asesinatos en Baja California.

“En la primera mitad del año se abrieron 1,054 carpetas de investigación por este delito, cuando el año pasado en el mismo periodo llevaban contabilizadas 703”, enfatizó.

[email protected]