En el más reciente escándalo de salud en México, el gobierno confiscó casi 47,000 kits para pruebas de VIH hechos en China que pueden dar resultados negativos falsos.

OPINIÓN: Tierra de nadie en la distribución local de fármacos

La Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que los paquetes de pruebas rápidas no cuentan con registro sanitario y pueden "poner en riesgo la salud de los pacientes que no reciben un tratamiento médico".

La agencia informó el lunes que los paquetes fueron confiscados en un almacén del gobierno en el estado de Veracruz, el mismo estado donde el gobierno anterior está acusado de suministrar medicinas falsas a hospitales estatales.

NOTICIA: Indignantes , irregularidades en Veracruz: José Narro

El gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares denunció que se les suministró una sustancia inerte a niños con cáncer en lugar de un tratamiento oncológico.

erp