El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, expuso que al día de hoy Petróleos Mexicanos (Pemex) está vendiendo más producto que antes de iniciar la estrategia de combate al robo de combustibles, emprendida por el gobierno federal. Sin embargo, la demanda sigue siendo mayor, lo que significa, dijo, que Pemex no ha cubierto “esa parte del mercado que cubría el huachicol”.

Refirió que se reforzará la presencia de elementos del Ejército, la Marina y de la Policía Federal, para proteger todos los ductos de país a fin de iniciar su operación “cuanto antes”.

Reconoció la necesidad de que, en el mediano plazo, se tenga un sistema alterno de transporte de combustible para no depender exclusivamente de los ductos, “en tanto desenredamos toda esta maraña de complicidades y corruptelas que han permitido por años construir esta red que hoy recibe al año 80,000 millones de pesos al año producto del huachicol”.

Asimismo, dijo que se informó a los gobernadores de la decisión de López Obrador de reforzar los programas sociales en cada una de las poblaciones que corren en paralelo o sobre los ductos de Pemex, y de ordenar la adquisición de 1,000 pipas de 30,000 litros para garantizar el transporte.

Por otro lado, aseveró que “hay un número importante de concesionarios de Pemex que tienen dos o tres años sin compararle combustible (a la petrolera); sin embargo tienen dos o tres años vendiendo y recibiendo ingresos por la venta de combustible”.

Recordó que entes federales como el SAT, la Profeco, la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, además de la nueva Fiscalía General de la República, las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, la SSPC y la Policía Federal tendrán un papel destacado en la judicialización de los casos vinculados con el huachicol.

“El robo de combustibles alcanza, según cifras oficiales, 65,000 millones de pesos pero, según cifras extraoficiales, algunas la duplican”. Ejemplificó el caso del ducto de Tula-Toluca: “es una auténtica coladera y que tenemos que recuperar del crimen organizado”.