Con el fin de evitar hechos que puedan desatar un conflicto social en el país como resultado de los comicios del próximo año para renovar la Presidencia de la República, la Cámara de Diputados tiene listo un paquete de reformas en materia electoral que, de aprobarse a más tardar el último día de junio próximo, aplicaría para el 2012.

El propósito es actualizar los Códigos Penal Federal y Federal de Procedimientos Penales, así como la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y empatarlos con los cambios constitucionales en la materia, realizados en el 2007 para blindar los procesos electorales .

La reforma ya fue dictaminada por la Comisión de Justicia y está lista para ser discutida y eventualmente aprobada por el pleno cameral, inclusive en un periodo extraordinario de sesiones, de ser cierto que existe interés en convocarlo, como han expresado los coordinadores de los siete grupos parlamentarios representados en San Lázaro.

De acuerdo con el decreto correspondiente, se pretende enmendar 13 artículos del Código Penal Federal, entre los que destaca el 406, para endurecer las penas y sanciones monetarias contras los delincuentes electorales.

Se impondrá cárcel de tres a siete años (la ley vigente establece de uno a seis años) y de 100 a 300 días multa (hoy la sanción es de 100 a 200 días de salario mínimo) a los funcionarios partidistas o candidatos que, inclusive desde su condición de precandidatos, obtengan y utilicen fondos provenientes de actividades ilícitas o recursos provenientes del extranjero para su campaña electoral.

[email protected]