El Senado cerró ayer la puerta a una reforma a la ley de medios, debido a la fractura de la alianza PAN y PRD para aprobar, incluso pese a la oposición del PRI, cambios no sólo de refrendos de concesiones, también en contenidos, transmisiones, tipos de medios, combate a los monopolios y nuevas sanciones por infracciones a las normas.

El presidente de la Comisión de Radio y Televisión del Senado, Carlos Sotelo (PRD), acusó al gobierno calderonista y al PAN de tomarle el pelo al sol azteca en la construcción de una alianza para aprobar una reforma integral.

Dijo que Gustavo Madero (PAN) le informó que ni el gobierno ni su partido respaldarían la reforma.