Política

Lectura 1:00 min

Cárdenas exige consulta popular para reforma energética

Avatar de AFP

Por AFP

La marcha convocada por el PRD contra la reforma energética reunió en el Zócalo capitalino a 65,000 personas, informó la SSPDF, que desplegó a 2,500 uniformados sin que se reportaran incidentes.

Unas 65,000 personas marcharon este viernes en avenidas de la capital de México en protesta por las reformas constitucionales impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto y aprobadas por el Congreso el año pasado, en especial por la del sector energético, informó la secretaría de Seguridad Pública.

"El número de personas que participaron en la marcha y que llegaron al Zócalo

; no se registró ningún incidente en la manifestación que fue vigilada por 2,500 policías", dijo a la AFP una fuente de la secretaría de Seguridad Pública.

La marcha fue convocada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que pugna por la realización de una consulta nacional para revocar los cambios constitucionales hechos al sector energético en diciembre, que abren por primera vez la industria petrolera y de gas a la inversión privada nacional y extranjera.

"Reclamamos una consulta popular sobre las reformas constitucionales en materia energética, y queremos que en todos los casos importantes, de ahora en adelante, también se nos consulte", dijo a la prensa durante la manifestación Cuauhtémoc Cárdenas, fundador del PRD e hijo del ex presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940), artífice de la nacionalización de la industria petrolera durante su administración.

La marcha concluyó en el Zócalo de la Ciudad de México donde Cárdenas hizo un llamado a los asistentes para

sobre la reforma del sector energético.

"Todas las formas de manifestación son válidas (...) incluso la desobediencia civil", prosiguió el tres veces candidato presidencial por el PRD y considerado como líder moral de esa agrupación, quien sostiene que la reforma pondrá en riesgo las reservas petroleras del país.

Diversas protestas se han llevado a cabo antes y después de la aprobación de la reforma energética, que pone fin a 75 años de monopolio estatal en el sector mediante distintos tipos de contratos: de servicios, de utilidad o de producción compartida o de licencia.

Cuauhtémoc Cárdenas ha dicho que, a través de estos contratos, al inversionista "le va a interesar extraer la mayor cantidad de petróleo posible, en el plazo más corto posible (...) Poco le va a interesas cuidar las reservas, prolongarles su vida, porque eso no le va a dar utilidades".

Durante el análisis y votación de la reforma en el Congreso, el PRD se opuso duramente a ella argumentando que "privatizará" el sector y representará "un atraco al pueblo".

apr

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.