Casi la mitad de las mujeres encarceladas en penales federales del país son acusadas por delitos de drogas; una medida que al aplicarse de manera exacerbada implica un alto costo humano y de poco sirve para desmantelar los mercados ilegales de narcóticos, exhibe la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA); el Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC), De justicia y la Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de los Estados Americanos.

Al publicar una guía de política pública para reducir los niveles de encarcelamiento de mujeres por delitos de drogas en la región, los organismos internacionales advierten que el uso de la cárcel como respuesta frente a las drogas ha afectado desproporcionadamente a las mujeres.

El informe Mujeres, políticas de drogas y encarcelamiento: una guía para la reforma de políticas en América Latina y el Caribe recoge que de mayo del 2013 a agosto del 2014, 528 mujeres fueron encarceladas por delitos de drogas a nivel federal y 1,547 en instituciones locales. Ello representa 44.8% de la población femenina en penales federales y 14.2% de los locales.

De acuerdo con el documento, pese a que se llevan la peor parte de las políticas punitivas, las mujeres rara vez son una verdadera amenaza para la sociedad, pues la mayoría son detenidas por realizar tareas de bajo nivel como el narcomenudeo.

El trabajo expone la necesidad de revisar las actuales políticas de drogas, mismas que deberían desarrollarse de acuerdo con el principio de que la herramienta penal debe ser el último recurso.

México debe liberarla y compensarla, expone

Arresto y encarcelamiento de Nestora Salgado es ilegal: ONU

Un panel de la ONU determinó que el arresto en el 2013 de la líder de la policía comunitaria Nestora Salgado fue ilegal, así como su actual encarcelamiento, lo que ha aumentado la esperanza entre sus seguidores de que pueda ser liberada.

Salgado, quien cuenta con nacionalidad mexicana y estadounidense por ser residente de Seattle, fue arrestada en agosto del 2013 después de que gente detenida por su grupo argumentó que habían sido secuestrados. Un juez federal la absolvió de dichos cargos, pero un caso estatal la ha mantenido en prisión.

En una decisión alcanzada en diciembre pasado, y comunicada el martes a sus abogados, el panel del Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU, en Ginebra, Suiza calificó el arresto como arbitrario y expuso que México no solo debería liberarla, sino compensarla por la violación de sus derechos humanos.

El grupo de la ONU encontró entre otras cosas que se le negó contacto con sus abogados y familiares durante casi un año. No obstante, la determinación carece de obligatoriedad en México, pero podría incrementar la presión para su liberación. (AP)