La comisión organizadora del proceso interno del PAN logró amarar , en tema de la fiscalización, al candidato y su encargado de finanzas. Ambos estarán obligados a presentar informes financieros cada 15 días. Lo harán desde el arranque de las campañas y hasta la conclusión de éstas; además deberán entregar un informe final.

De acuerdo con las disposiciones, al final del periodo de campaña, ni los candidatos ni sus equipos podrán dejar deudas sin liquidar. Incluso la Tesorería Nacional realizará auditorías selectivas para verificar cada gasto efectuado; para ello los equipos de los candidatos están obligados a reportar la agenda semanal del aspirante a la dirigencia nacional del partido (fecha del evento, hora de inicio y conclusión; dirección y ubicación exacta; personas a las que va dirigido, así como figuras o ponentes).

Y es que el tope de financiamiento para los candidatos es de 11 millones 25,000 pesos, los cuales serán aplicados en los dos meses que durará la campaña interna. La totalidad de los ingresos deberá ser depositada a través de la Tesorería Nacional en las cuentas bancarias de las campañas electorales internas.

En las disposiciones de la convocatoria, el artículo 73 establece la prohibición de que los candidatos o equipos contraten anuncios espectaculares, valla, parabuses o cualquier otra modalidad en la vía pública o instalaciones de sistemas masivos de transporte.

jose.reyes@eleconomista.mx