La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) notificó que desde mayo del 2011 a la fecha, más de 1 millón 500,000 familias han perdido sus bienes por los estragos del cambio climático y los desastres naturales.

Por ejemplo, expuso, en 13 meses, la dependencia federal ha llevado agua para consumo humano y alimentos a millones de personas que han sido afectadas por las inundaciones, las heladas y la sequía en 4,820 localidades de 14 estados.

Mediante un comunicado, la dependencia a cargo de Heriberto Félix ordenó a sus delegados estar atentos para brindar ayuda humanitaria en forma oportuna ante la proximidad de una nueva depresión tropical en la costa del Pacífico, la cual afectaría desde Nayarit hasta Chiapas.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional la perturbación meteorológica afectaría los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco, Nayarit y Tabasco, donde se vaticinan tormentas que irían de intensas a torrenciales, que podrían recrudecer la contingencia provocada por la tormenta tropical Carlotta , argumentó.

En el marco del G-20, Rajendra Pachauri, presidente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, dijo que entre 1970 y el 2008, de las muertes que se llevaron a cabo como resultado de los desastres naturales, 95% se presentaron en países en desarrollo.

La Sedesol externó que desde mayo del 2011 se detectó la gravedad de la sequía en México, lo que ha propiciado que el gobierno suministre más de 1,100 millones de litros de agua para consumo humano, principalmente en Coahuila, Chihuahua, Durango, San Luis Potosí y Zacatecas, estados donde se presenta la situación más crítica.

tania.rosas@eleconomista.mx