El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, entregó al Senado un paquete de reformas al Poder Judicial que fue suscrito por el presidente Andrés Manuel López Obrador, y el cual promete combatir el nepotismo, la corrupción y acabar con la impunidad dentro del Poder Judicial, así como garantizar una justicia eficaz.

Las iniciativas firmadas por el Ejecutivo federal proponen modificar siete artículos de la Constitución; expedir dos nuevas leyes federales: la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y la Ley de Carrera Judicial, entre otras.

El proyecto legislativo se compone en total de 21 cambios. Uno de ellos consiste en que la Suprema Corte de Justicia deje de ser un tribunal de legalidad, y se concentre en la constitucionalidad. Para ello, se propone reformar el 105 constitucional con el fin de que el alto tribunal no analice cuestiones de legalidad, sino que se concentre en analizar las violaciones directas a la Constitución, así como a los derechos humanos reconocidos en los tratados internacionales de los que México es parte. Establece que la materia de las controversias es concretamente la constitucionalidad de las normas, actos u omisiones de los entes legitimados.

Otra iniciativa pretende consolidar un sistema de carrera judicial basado en igualdad de oportunidades y mérito, con el establecimiento de un marco normativo sistematizado, congruente para regular la carrera judicial. Planea la creación de un Registro Único de Servidores Públicos de la Carrera Judicial, así como la posibilidad de impugnar los resultados de los concursos de oposición.

Se plantea también el fortalecimiento de las facultades institucionales de combate a la corrupción al designar órganos jurisdiccionales especializados; regular las responsabilidades administrativas de los servidores públicos del Poder Judicial con la armonización del marco normativo con la Ley General de Responsabilidades Administrativas y la clasificación de sanciones administrativas.

Busca crear mecanismos de prevención y combate al nepotismo, relaciones familiares y corporativismo judicial, además de que se impulsa una escuela federal de formación en el Poder Judicial de la Federación, incluyendo a la Defensoría Pública Federal.

A la sede de la Suprema Corte asistieron senadores de todos los partidos para recibir los documentos. El ministro Arturo Zaldívar aseguró que la propuesta de reforma a siete artículos de la Constitución y creación de dos nuevas leyes, no compromete la autonomía del Poder Judicial, sino por el contrario, es en “respeto absoluto a nuestra independencia”.

El consejero jurídico de la presidencia, Julio Scherer Ibarra, dijo que la consolidación del Estado de derecho es el gran pendiente que ocupa al gobierno federal, al reconocer que la imagen que México proyecta a nivel internacional es de “corrupción y de abandono”.

Mientras que el senador Ricardo Monreal indicó que los legisladores analizarán las propuestas y las enriquecerán.

[email protected]