El exfutbolista y ahora alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco Bravo, anunció en conferencia de prensa el fin de la cooperación de su municipio con la figura del Mando Único en el estado de Morelos.

La decisión, aclaró Blanco, se debe a las presuntas irregularidades cometidas por elementos pertenecientes a esta figura el pasado 16 de diciembre, cuando desalojaron por la fuerza a comerciantes que lo apoyaban, después de que había iniciado una huelga de hambre debido al juicio político que se le intentaba interponer en el Congreso local.

Además, dijo el presidente municipal, la ruptura con el mando centralizado se debe a las constantes denuncias que se han recibido por parte de los ciudadanos.

Blanco escribió en su cuenta de Twitter: Hoy anuncio que en @CuernavacaGob damos por concluido el convenio de colaboración con el Mando Único del Gobierno del Estado de Morelos .

En una segunda publicación realizada una hora después destacó que en Cuernavaca tenemos los elementos para garantizar la seguridad pública que merecen nuestros ciudadanos y que tanto me han pedido .

Por su parte, el secretario del ayuntamiento, Guillermo Arroyo Cruz, sostuvo que a pesar de que se da por terminado el convenio de colaboración con las fuerzas estatales, aún se contará con el apoyo de la Policía Federal en caso de que se necesite.

Agregó que la decisión tomada había sido notificada a las autoridades estatales y a la Secretaría de Gobernación (Segob) para que se generen los efectos jurídicos correspondientes.

En tanto, el secretario de Gobierno de Morelos, Matías Quiroz, rechazó las supuestas violaciones a las que hizo referencia Cuauhtémoc Blanco.

Expuso que el ayuntamiento de Cuernavaca recibe por concepto de aportaciones del gobierno federal en el Fondo 4, destinado a la Seguridad Pública, 200 millones 768,765 pesos; no obstante, argumentó, en la actualidad el municipio carece de sistema de radiocomunicación, vehículos y armamento.

Agregó que Cuernavaca tiene únicamente 269 armas: 248 cortas y 21 largas, cuya licencia se encuentra bajo el resguardo de la Comisión Estatal de Seguridad.