Washington.- El gobierno de México se ha conducido con "ambigüedades" e improvisación ante el avance de las autodefensas, creadas para combatir a carteles de narcotraficantes, señaló el martes la organización estadounidense Human Rights Watch (HRW).

El director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, indicó en rueda de prensa que el gobierno de Enrique Peña Nieto "ha sido muy poco claro" y "de grandes ambigüedades" ante ese tema, y que eso ha provocado "una grande incertidumbre" sobre su posición sobre las autodefensas.

"Da la impresión de que el gobierno ha ido aprendiendo en el camino, improvisando sus precisiones frente a un hecho de la mayor gravedad", advirtió Vivanco.

Vivanco que criticó al gobierno de haber estado "totalmente ausente" del surgimiento del fenómeno, también cuestionó la manera cómo lo está abordando actualmente.

El jefe regional de HRW rechazó declaraciones que atribuyó al ministro de la gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, que habría dicho que las milicias "podían cumplir una labor positiva", y advirtió del peligro que civiles armados asuman labores de seguridad del Estado.

"Es muy fácil caer en este tipo de modelos donde se genera un Frankenstein que luego ningún gobierno controla", y que terminan "asociadas al narcotráfico o cooptadas por los mismos narcotraficantes", afirmó.

Grupos de civiles armados se alzaron hace casi un año en Michoacán (centro) para defenderse de los frecuentes extorsiones, secuestros y asesinatos del cártel del narcotráfico local.

El gobierno desplegó la semana pasada un fuerte operativo policial y militar para asumir la seguridad en la convulsa región de Michoacán, que ha vivido un recrudecimiento de la violencia.

Pero el jefe regional de HRW criticó al gobierno mexicano de responder "muy por debajo de las expectativas" y de carecer de "un diseño claro" en políticas de seguridad pública efectivas contra el crimen y respetuosas de los derechos humanos.

Para Vivanco el fondo del asunto es que el surgimiento de las autodefensas es un "tema de segundo orden" para Peña Nieto, que llegó al poder en diciembre de 2012.

Vivanco ofreció un rueda de prensa en Washington para presentar el capítulo latinoamericano del informe de HRW, que sobre México destaca los "pocos avances" del gobierno en juicios sobre asesinatos y desapariciones, así como la continuidad de impunidad ante abusos militares y la tortura.

mfh