Al menos 260 ataques contra defensores de derechos humanos se registraron en México durante 2012, informó Luis González Placencia, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la capital mexicana (CDHDF), que precisó que 107 de ellos habrían sido perpetrados por autoridades, mientras se desconoce la autoría de 74 de las agresiones.

"Durante 2012 se registraron 260 agresiones a defensoras y defensores de derechos humanos en el país, 170 contra hombres y 90 contra mujeres", y la mayoría de ellos en Ciudad de México, denunció en un comunicado la CDHDF, organismo público pero autónomo.

Estas cifras representan un drástico aumento con respecto a 2011 y 2010, cuando se registraron 63 y 47 casos respectivamente.

La institución precisó que se atribuye a diversas entidades de autoridad la presunta responsabilidad en 107 de las agresiones, entre ellas la Policía Federal (29), la Policía Estatal (21), gobiernos estatales y municipales (19), Policía Municipal (18), gobernadores (13) y elementos del Ejército (7).

"En una agresión pueden estar inmiscuidas una o más autoridades gubernamentales", explicó la CDHDF, que reconoció que "no se identificó al agresor en 74 casos".

Entre las agresiones más recurrentes estuvieron la detención arbitraria, la agresión física y amenazas de muerte, pero hubo 21 casos de homicidio, 19 de allanamiento de morada, 10 de desaparición forzada y ocho de tortura.

Los principales derechos defendidos son el derecho a vivir en un medio ambiente saludable, los de los pueblos indígenas, laborales, de los migrantes, de las mujeres y de diversidad sexual.

"Ya calificarse como defensor o defensora en un contexto como el que estamos viviendo en el país, en el que son frecuentemente criminalizados y descalificados, ya es un acto de valentía", subrayó el Ombudsman de la capital del país en el comunicado.

Las cifras de la CDHDF podrían estar lejos de las reales, pues en México solo se denuncian ocho de cada 100 delitos, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Además, 99% de ellos quedan impunes, según la misma fuente.

MIF