La Comisión de Educación de la Cámara de Diputados aprobó sin cambios la minuta del Senado relativa a la iniciativa preferente del presidente Enrique Peña en materia de revalidación de estudios para jóvenes que estudiaron en el extranjero, conocida como la ley Dreamers.

Con el voto dividido de Morena y la abstención del PRD, los integrantes de la Comisión de Educación y Servicios Educativos aprobaron por 19 votos en favor, incluido el voto positivo de la diputada Magdalena Moreno Vega (Morena). Sólo la diputada Patricia Elena Aceves, de ese mismo partido, votó en contra.

Los diputados perredistas Hortensia Aragón y Francisco Martínez Neri votaron en abstención. Se conoció que la bancada del PRD decidió votar en abstención la iniciativa preferente, a efecto de evitar que la opinión pública considere que el partido del sol azteca dio su aval a una iniciativa presidencial.

En la reunión de la Comisión de Educación para dictaminar, la diputada Patricia Elena Aceves presentó reservas a los artículos 14, 56 y 63 de la Ley General de Educación, por considerar que al delegar la SEP a las instituciones educativas la facultad de revalidad estudios de manera parcial, el Estado abandona su facultad exclusiva en esa materia.

La diputada consideró que ello significa una privatización educativa, en materia de revalidación de estudios. Los integrantes de la Comisión desecharon las reservas.

Por su parte, el diputado Jorge Álvarez Máynez (MC) propuso eliminar el requisito de apostillar documentos, contemplado en el artículo 61 de la ley, a fin de simplificar el trámite de estudios. Sin embargo, la propuesta fue rechazada.

Por su parte, el coordinador del PRD en la Cámara Baja, Francisco Martínez Neri, presentó una reserva al artículo tercero transitorio, a efecto de que se canalizarán recursos adicionales a la SEP para el proceso de revalidar los estudios a los jóvenes que eventualmente sean deportados. La reserva fue rechazada.