La denominada píldora del día siguiente causó polémica en su primer día de discusión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación al dividir opiniones de los ministros, por lo que fue aplazada hasta el jueves.

El ministro José Ramón Cossío, encargado del caso, presentó ante el pleno un proyecto en el que proponía declarar infundada la controversia, contra la norma que obliga a los hospitales a suministrar la pastilla abortiva en caso de que se haya sufrido una violación, interpuesta por el gobierno de Jalisco.

Los ministros, en primera instancia, emitieron su voto en contra de que los gobiernos interpongan controversias constitucionales en materia de derechos humanos de sus gobernados, pues por lo único que pueden hacerlo es en caso de una invasión de competencias de otro poder.

No obstante, al inicio de la discusión, el ministro Salvador Aguirre Anguiano aseveró que el proyecto de Cossío no aludió a lo que llamó la aplicabilidad de precedentes y afirmó que los argumentos que sustentan la Norma Oficial Mexicana NOM-046-SSA2-2005 son falsos, ya que para su legislación usaron de base acuerdos y protocolos internacionales que supuestamente piden el uso de la píldora. Ante lo que enfatizó: Todos los artículos nos hablan del derecho a la vida, si acaso al derecho a la salud, y nada tienen que ver con derivar el derecho al uso y a la obligación de proporcionar la pastilla postcoital (...) .

[email protected]