El titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl Plascencia Villanueva, confirmó el buen estado físico del vocero del movimiento #YoSoy132 en Ensenada, Baja California, Aleph Jiménez Domínguez, y explicó que no fue víctima de desaparición forzada, sino que viajó a La Paz para encontrar refugio, ya que asegura que se encontraba asustado.

En entrevista, Plascencia dijo que Aleph fue detenido el 15 de septiembre por la policía municipal, con otros 18 integrantes del #YoSoy132, y liberado más tarde.

La detención ocurrió a propósito de la manifestación que realizó el #YoSoy132 de Ensenada, Baja California, durante el Grito de Independencia, fue llevado a la delegación municipal correspondiente y, tras ello, decidió ausentarse. Luego viajó al DF para levantar una queja en la CNDH por presuntas violaciones a sus derechos humanos y para pedir asesoría a esta Comisión.

Aleph decidió desaparecer de forma voluntaria cuatro días después de haber sido detenido y liberado. No avisó a sus familiares o a integrantes de #YoSoy132, quienes lo consideraban desaparecido forzado durante los días que no supieron de él. Hasta el momento, se ha negado a detallar los motivos que lo llevaron a ocultarse, argumenta que sigue un protocolo de seguridad. Aún no presenta indicios o pruebas de agresiones, amenazas u hostigamiento por parte de la policía municipal.

ana.langner@eleconomista.mx