Entre gritos, denuncias de presiones e incluso legislaciones que se realizaban sobre rodillas , los senadores pisaron ayer el acelerador para concluir esta semana su periodo de sesiones, y aprobaron al vapor dos reformas.

Debido a que no lograron coincidir en todos los puntos de la reforma política, los senadores darán a conocer hoy que la reforma política ya no saldrá antes del 30 de abril, sino que será discutida en un periodo extraordinario de sesiones que se abriría después de las elecciones estatales de julio próximo.

Avanzan en comisiones

En tanto, en comisiones, senadores sólo lograron aprobar una reforma complementaria de protección de datos personales, que busca blindar las bases de datos de ciudadanos en poder del gobierno, en ésta ya se regula el trato que deben dar las autoridades a los datos contenidos en el Renaut, además del padrón electoral.

Esta norma, que es complementaria a la reforma que ya aprobó el Congreso para proteger los datos de ciudadanos en poder de particulares, inhabilita a los servidores públicos que permitan la fuga de información de las bases de datos personales.

Además, ordena a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial garantizar la protección de los datos personales de los mexicanos.

Los senadores también aprobaron la Ley de Asociaciones Público y Privadas que regula la relación entre el gobierno federal y la iniciativa privada para la construcción de infraestructura.

Esta norma se aprobará hoy en el pleno y prevé imponer candados para evitar que la IP participe en la construcción de infraestructura en sectores estratégicos como la industria petroquímica.

En cuanto a la banca de desarrollo, ayer los senadores sólo alcanzaron discutir con funcionarios los ejes para una segunda transformación a este sector con el fin de que éste garantice, a través del crédito, el desarrollo de proyectos productivos.

La reforma a la ley de medios y ley antisecuestro penden de un hilo. Sobre esta última, entre acusaciones y gritos, senadores dijeron que analizarán detenidamente cada planteamiento que contenga.

Atoran su aprobación

Doblegan a la ley antisecuestro

Entre reproches, senadores admitieron que el proyecto de la ley antisecuestro tiene serias insuficiencias.

Después de que el empresario Alejandro Martí y la señora Isabel Miranda de Wallace expusieran inconformidades con el proyecto, Alejandro González Alcocer (PAN)) presentó un cambio de redacción a un artículo, que fue elaborado a la carrera y en las rodillas , dicho por el propio legislador.

Ello sirvió de argumento para que se pronunciaran por analizar a detalle cada uno de los artículos, con el riesgo de que no sea aprobada antes del 30 de abril.

[email protected]