Para el PRI en la Cámara de Senadores la prioridad será sacar la iniciativa de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto; para el PAN, gestionar el sistema nacional anticorrupción, y para el PRD, concluir de una vez por todas la reforma política del DF, en eso basarán sus primeros esfuerzos de acuerdo con las conclusiones de sus reuniones plenarias.

Adicionalmente, los legisladores pretenden que en este periodo ordinario de sesiones que concluye en abril se desahoguen temas que dejaron incompletos, como las leyes de transparencia y protección de datos personales, la ley de la Fiscalía General de la República y la desindexación del salario mínimo.

Los priístas, encabezados por Emilio Gamboa, impulsarán cinco ejes temáticos que el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño, les pidió que promovieran porque es la agenda del presidente Enrique Peña Nieto para este 2015.

En la agenda legislativa del PRD, grupo parlamentario que comanda Miguel Barbosa, se contempla también la eliminación del fuero para servidores públicos, las reformas en materia de seguridad pública y procuración de justicia, legislación en materia de propaganda gubernamental, revocación de mandato, agenda social y desarrollo del campo.

Mientras que el PAN, que lidera Jorge Luis Preciado, quiere modificar la tóxica reforma fiscal que aprobó en el 2013 la oposición y que desde su perspectiva es el origen de varios de los problemas financieros por los que atraviesa el país.

Los senadores esperan concretar la agenda antes de que el clima electoral contamine el trabajo legislativo. Cabe recordar que dejaron pendientes dos nombramientos de importancia como lo es el fiscal electoral y el fiscal anticorrupción.

En San Lázaro, el PRI impulsará 18 temas

A partir de mañana, el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados privilegiará el desahogo de 18 temas durante el actual periodo de sesiones ordinarias del Congreso de la Unión, entre los que destacan las reformas constitucionales pendientes en materia de combate a la corrupción, de disciplina financiera de estados y municipios, la creación del mando único de la policía en los estados, y para facultar al Senado a que decrete la desaparición de ayuntamientos cuando existan pruebas de infiltración del crimen organizado en la estructura municipal. Se impulsarán además siete temas en conjunto con la bancada de senadores priístas.