La presidenta de la Comisión de Gobernación en la Cámara de Diputados, Mercedes Guillén Vicente (PRI), informó que se cuenta con avances en la redacción jurídica del proyecto de dictamen de la ley de seguridad interior y que regularía las tareas de seguridad pública por parte del Ejército y la Marina.

Sin embargo, destacó que no presentará el dictamen hasta que la Junta de Coordinación Política llegue a acuerdos con las bancadas.

Está prácticamente terminado (el proyecto dictamen) en lo que tiene que ver con lo jurídico y estar en acuerdos políticos.

Esperemos que sea a la brevedad posible, una vez pasado eso se citará la sesión (de la comisión), y con todo el tiempo que da la ley, conocerán el dictamen , explicó la legisladora.

La diputada defendió que se cuidó la redacción del proyecto, para que no haya lugar a interpretaciones que puedan llevar a alguna controversia o algún problema inconstitucional , y destacó que se incluyen elementos de las seis iniciativas que se presentaron por parte del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

Los coordinadores del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Francisco Martínez Neri, coincidieron en que sus bancadas no respaldarán la ley de seguridad interior si antes no se discute y aprueba el mando policiaco.

El PRD en su plenaria dijo con toda claridad que no iríamos con la ley de seguridad interior y nos mantenemos en esa sintonía. Nosotros vamos a contribuir en el tema demandando que primero salga Mando Mixto , comentó el diputado Martínez Neri.

El panista Marko Cortés externó que su bancada no tiene un rechazo a la aprobación de esa ley, sino que considera que primero debe ser discutido y aprobado el nuevo modelo policiaco.

Para nosotros es absolutamente indispensable que primero se apruebe el Mando Mixto policiaco para fortalecer las policías , puntualizó.

Por su parte, el coordinador del PRI, César Camacho Quiroz, afirmó que su bancada buscará acuerdos hasta el final del periodo ordinario de sesiones, que concluirá el 30 de abril, con el propósito de que dicha ley se apruebe.

Aseguró que la ley en cuestión no pretende únicamente regular la participación que ya tienen los elementos de las Fuerzas Armadas contra la delincuencia y el narcotráfico, sin que eso suponga permitir que los elementos armados tengan carta para violar los derechos humanos.

De lo que se trata es de perfeccionar, de redondear, de fundamentar, de solidificar la presencia de las Fuerzas Armadas en los quehaceres de seguridad interior , aseveró.

jmonroy@eleconomista.com.mx