Con gran parte del apoyo de las bancadas que integran la Cámara de Diputados, legisladores dieron entrada a la discusión para aprobar modificaciones a los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución en materia educativa con las que se prevé dejar sin efecto las reformas aprobadas en el rubro en la gestión del presidente Enrique Peña Nieto, en el 2013.

Pasadas las 5 de la tarde de este miércoles, la Mesa Directiva del recinto legislativo de San Lázaro decretó un receso por 30 minutos, no obstante, el receso se prolongó durante más de tres horas. Fue a partir de las 8:32 de la noche cuando se retomó la sesión.

Al cierre de esta edición, la discusión para la aprobación de la Reforma Educativa seguía en el pleno de San Lázaro.

La diputada de Morena y presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña, dio cuenta de que el dictamen generó una adenda con respecto al dictamen aprobado en las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y Educación hace unas semanas, además de referir que con la reforma se revindica a los profesores del país.

“El dictamen que ponemos a su consideración es la respuesta a una larga y sentida demanda por parte del magisterio nacional para revertir la reforma educativa del gobierno anterior; dicha reforma fue dictaminada y aprobada en tan sólo 10 días (...) y significó un duro golpe para los derechos de los trabajadores de la educación”, aseveró.

Por su parte, el grupo parlamentario del PAN ofreció una conferencia de prensa en la que acusó que el dictamen aprobado da la posibilidad para que el sindicato de los maestros tenga control de las plazas magisteriales.

El coordinador parlamentario del albiazul, Juan Carlos Romero Hicks, indicó que el artículo 16 transitorio del dictamen señala: “Con fundamento en este decreto la admisión, promoción y reconocimiento se regirán por la ley reglamentaria del Sistema Nacional de Carrera de las maestras y los maestros”, es “pernicioso” e “innecesario”, dijo.

En este sentido, el diputado panista Felipe Fernando Macás Olvera indicó que en el referido transitorio está la puerta para regresar al anterior régimen de venta de plazas.

“¿Por qué? Porque con toda claridad en un litigio podemos volver a caer donde en estas famosas comisiones mixtas los sindicatos decidían hasta 50 % de las plazas, ésa es la parte muy mañosa del artículo 16 transitorio y lo señalamos”, aseveró.

Antes, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acusó de traición a los legisladores y aseguró que se mantendrá en alerta máxima, por lo que no renunciarán a ninguna forma de lucha.

“Nuevamente, para el magisterio, partidos y gobiernos se coluden para operar la traición e imposición en el recinto legislativo desde la Declaratoria de Publicidad del proyecto de dictamen (...) los diputados que voten por la continuidad mercantilista en la educación serán condenados por la historia y la lucha de la CNTE”.

Reiteraron su rechazo a la acción de las fracciones parlamentarias de mantener vigentes los procesos de selección y lamentaron el doble discurso del gobierno, lo que consideraron como la antesala de la imposición de políticas públicas.

[email protected]