El Departamento de Estado de Estados Unidos actualizó su alerta de viaje para México, la cual mantuvo en nivel 2 para todo el país, en una escala en la que 1 significa que no hay peligro y 4 la alerta máxima de no viajar al país por ningún motivo.

“Los delitos violentos como los homicidios, secuestros, el robo de automóviles y los robos están extendidos”, se indicó en la alerta de viaje.

Como recomendaciones generales, el gobierno encabezado por Donald Trump invitó a los estadounidenses que están en México a que si viajan por el país acaten medidas como usar carreteras de peaje, no conducir de noche, “no mostrar signos de riqueza” como la portación de joyas.

Además de que se instó a los ciudadanos del vecino del norte a que sean extremadamente cautelosos al ocupar cajeros automáticos y bancos en el país y tengan siempre un plan ante emergencias.

La alerta de viaje estipula, a su vez, una calificación por cada uno de los estados de la República. En este rubro, el gobierno estadounidense llamó a sus ciudadanos a abstenerse de viajar a los estados de Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas, los cuales de acuerdo con su escala se encuentran en un nivel 4, equivalente a que no hay condiciones de seguridad para las personas debido al alto poder de coacción de los grupos criminales.

En el nivel 3 que equivale a “reconsiderar el viaje”, el Departamento de Estado incluyó a 11 estados de México como Zacatecas, Sonora, Nuevo León, San Luis Potosí, Jalisco, Estado de México y Coahuila, entre otros.

En tanto que en nivel 2, viajar con cautela, la dependencia estadounidense incluyó a 16 entidades del país, entre los que se encuentran Yucatán, Veracruz, Tabasco, Querétaro, Quintana Roo, Hidalgo y más.

En materia de destinos turísticos como Cancún, Cozumel, Playa del Carmen, Tulum y la Riviera Maya en Quintana Roo o incluso Ensenada, Rosarito y Tijuana en Baja California, el Departamento de Estado precisó que no hay ninguna restricción de viaje.

No fue así para el puerto de Acapulco, en Guerrero, para el cual comunicó el gobierno de EU que está prohibido viajar para funcionarios, mientras que para los ciudadanos se recomienda desistir de viajar debido a que “los grupos armados operan independientemente del gobierno”.

hector.molina@eleconomista.mx