Emilio Lozoya no se encuentra bajo arraigo domiciliario, argumentó el despacho legal que defiende al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), luego de su aparición en un restaurante de la Ciudad de México, situación que inconformó a políticos de oposición y al presidente Andrés Manuel López Obrador.

En un comunicado, los abogados Alejandro Rojas y Manuel Ontiveros defendieron el criterio de oportunidad con el que cuenta su defendido por parte de la Fiscalía General de la República (FGR), y destacaron que Lozoya es procesado sin estar sometido a arraigo domiciliario.  

“Quienes representamos al señor Lozoya Austin manifestamos nuestro absoluto respeto a la libertad de expresión, en su calidad de pilar del Estado Constitucional de derecho. Asimismo, reiteramos nuestra confianza en el sistema de justicia penal en México que, de la mano del criterio de oportunidad, permite la colaboración con las instituciones del Estado de cara a evidenciar la existencia de un aparato organizado de poder, que tal como lo denunció el señor Lozoya Austin ante las Fiscalía General de la República, instrumentó y ejecutó un sistema corruptor a escala nacional con impacto transnacional”, comentó.

El lunes, luego de la aparición pública del exdirector de Pemex en un restaurante, y de que el presidente Andrés Manuel López Obrador haya calificado el hecho como “inmoral”, la Fiscalía General de la República aseguró que el ex funcionario “sigue siendo procesado” por los casos Odebrecht y Agronitrogenados.

Cabe destacar que el 28 y 29 de julio del 2020, un Juez de Control del Reclusorio Norte sujetó a proceso a Lozoya, y le impuso las medidas cautelares de uso de un brazalete electrónico, su firma periódica ante el juzgado y la prohibición de salir del país, retirándole el pasaporte.

kg