El gobierno federal reconoció que hay un incremento en la incidencia de robo de gas. Indicó que si bien el aumento no es mayor si se compara con el robo de gasolina, sí preocupa.

En Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló esa situación, aunque no ofreció cifras sobre dicho incremento. No obstante, aseveró que su gobierno ya está tomando medidas al respecto.

“Sí, lo estamos viendo. Y sí, en efecto, ha crecido el robo de gas y se está ya atendiendo el problema. No es lo mismo que en el caso de las gasolinas, pero sí creció el robo de gas y estamos trabajando para reducir este robo, eliminarlo. En eso estamos, vamos a presentarles un informe sobre esto en general”, dijo el Presidente.

López Obrador refirió que el gobierno federal también está combatiendo una nueva modalidad de robo de combustible que se presenta en el sur del país.

“Y estamos también trabajando sobre otro tipo de robo de combustible que se está dando en el sureste, que tiene que ver con gasolina sin aditivos que se está vendiendo a precios más baratos, pero con muy mala calidad, y también se tienen elementos de que es gasolina robada”, señaló el mandatario.

[email protected]