En la primera parte hablamos de Warren Buffett, su opinión sobre la diversificación y cómo él ha logrado grandes resultados invirtiendo en un portafolio relativamente concentrado de empresas extraordinarias. Pero también hablamos que esta habilidad es muy rara: más de 90% de los manejadores de fondos de inversión no logran ganarle de manera consistente al mercado.

¿Qué debe hacer, entonces, un inversionista individual?

Para responder esta pregunta, volvamos al propio Warren Buffett y la famosa apuesta que él hizo en el 2007 contra Protégé Partners, LLC, un manejador de fondos de cobertura o hedge funds en Estados Unidos. Este tipo de fondos tienen la ventaja de contar con una flexibilidad casi total lo que les permite intentar obtener rendimientos positivos sin importar el entorno del mercado. Pueden usar posiciones largas, cortas, protegerlas con instrumentos derivados y una serie de estrategias avanzadas que no están disponibles para un inversionista individual. Para participar en estos fondos se requieren capitales millonarios: no están disponibles para la persona promedio.

En cambio, un inversionista individual puede invertir su dinero, simplemente, en un fondo indexado de muy bajo costo o en un ETF que replique el rendimiento del S&P500 que es el principal índice accionario del mercado estadounidense.

Buffett señalaba que aún cuando los inversionistas “activos” tienen todas las herramientas para obtener un rendimiento mayor al promedio, también incurren en costos mucho mayores: altas comisiones anuales por administración (alrededor de 2%) más comisiones por desempeño (20% sobre la parte de la ganancia que haya superado al benchmark del fondo) además de los costos subyacentes de hacer trading activo, por entrar y salir de distintas posiciones.

La apuesta entonces fue sencilla: En un periodo de 10 años que empieza el 1 de enero del 2008 y termina el 31 de diciembre del 2017, el índice S&P500 superará a un portafolio de fondos de cobertura, cuando el desempeño se mide en resultado neto al inversionista (es decir, después de comisiones, costos y gastos).

¿Quién ganó? Warren Buffett. Aunque los fondos de cobertura tuvieron un gran inicio (superando por mucho al índice), los demás años fueron diferentes. Al final del periodo, el portafolio de cinco fondos elegidos por Protégé Partners (el nombre de esos fondos no fue revelado) lograron un rendimiento en el periodo de 36%, muy poco atractivo comparado con el 125.8% que alcanzó el índice.

Buffett concluyó que hacer dinero en el mercado accionario “no requiere gran inteligencia, un grado en economía o familiaridad con el lenguaje de Wall Street”. Añadió: “Lo que los inversionistas realmente necesitan es la habilidad de ignorar los miedos o los sentimientos de las mafias y centrarse en unos pocos elementos fundamentales simples”.

Los inversionistas que se ciñen a unas pocas decisiones importantes y fáciles, y evitan la actividad (andar entrando y saliendo del mercado, por ejemplo), por lo general estarán mucho mejor que los demás.

Siempre he escrito que no tengo nada en contra del trading ni de las personas que hacen de él su forma de vida. Algunos tienen mucho éxito, pero se requiere gran habilidad para lograrlo. Tampoco tengo nada contra los manejadores activos de fondos: también hay algunos que sí logran ganarle de manera consistente a su benchmark, aún después de comisiones. Pero son muy pocos e identificarlos es muy difícil (aún si invertimos a aquellos que lo lograron en los últimos 10 años, nada nos garantiza que lo repitan en los próximos 20).

Por eso mi filosofía de inversión de largo plazo es simple y es la más adecuado para la enorme mayoría de las personas (no para todas, claramente). Crea un portafolio de inversión combinando distintas clases de activos, en una proporción que sea adecuada a tu horizonte de inversión y tolerancia al riesgo. Usa instrumentos indexados, de muy bajo costo, que representen bien a cada una de esas clases de activos. Ahorra y aporta cada mes a ese portafolio, con paciencia y disciplina. Rebalancea una vez al año.

Así es como un inversionista “promedio” obtendrá resultados que superarán a la gran mayoría de las personas.

contacto@planeatusfinanzas.com

Joan Lanzagorta

Coach en Finanzas Personales

Patrimonio

Ejecutivo de alto nivel en seguros y reaseguro con visión estratégica de negocio, alta capacidad de liderazgo, negociación y gerencia.

Además es columnista de Finanzas Personales en El Economista, Coach en Finanzas Personales y creador de la página planeatusfinanzas.com

Lee más de este autor