El primer hotel espacial estará listo para recibir a más de 200 huéspedes en 2027, inaugurando una nueva manera de viajar fuera de nuestro planeta. En la carrera por conquistar el espacio se ha sumado este proyecto de The Gateway Foundation, un hotel a medio camino entre un crucero en órbita terrestre y una ciudad espacial con todas las comodidades para pasar desde una semana a meses.

La fundación está integrada por un equipo multidisciplinar que incluye pilotos de aviación, ingenieros y arquitectos, la fundación nació con el objetivo de desarrollar una industria de construcción espacial competitiva.

El Voyager será construido por la compañía Orbital Assembly Corporation, que se describe a sí misma como "la primera empresa de construcción espacial a gran escala del mundo". El proyecto lleva unos años gestándose, pero es ahora cuando se ha confirmado su fecha de apertura definitiva: el primer hotel en el espacio comenzará a construirse en 2026 y abrirá sus puertas al año siguiente. Así lo ha afirmado el expiloto John Blincow, director de la Gateway Foundation.

La experiencia y sus caracteristicas

Instalaciones con habitaciones, villas de lujo de unos 500 metros cuadrados y suites para 440 personas, restaurantes, bares, gimnasios... Hasta aquí, este nuevo hotel de lujo no tendría nada de excepcional. Si no fuera porque tendrá una sexta parte de la gravedad terrestre y orbitará en la estratosfera.

El gran hit será posiblemente el módulo de actividades y gimnasio, con techos de siete metros de altura para los juegos de baja gravedad. Por la noche se utilizará como sala de conciertos donde los músicos más grandes de la Tierra harán vibrar la estación mientras esta recorre el planeta.

La estación espacial estará compuesta por 24 módulos conectados por huecos de ascensor que formarán una rueda giratoria orbitando la Tierra. Gracias a ese giro, se creará una gravedad simulada. De esta manera, en el hotel no será necesario hacer vida de astronauta, dormir contra la pared, atarse para poder comer sentado, por lo que, por dentro, se parece mucho a un establecimiento de lujo habitual.

Este complejo interestelar tendrá forma circular y giraría alrededor de la Tierra cada 90 minutos. La rotación del 'gran círculo' generaría una gravedad artificial similar a la gravedad que se encuentra en la superficie de la Luna.

¿Cuánto costará vivir esta experiencia? De entrada, los tres días mínimos de estancia podrían costar alrededor de cinco millones de dólares, pero el objetivo de la compañía es rebajar ese precio hasta que se asemeje a "un viaje en un crucero o un viaje a Disneyland", según los responsables del hotel espacial.

Construcción

El primer elemento que se construirá será una estructura anular central no presurizada que contendrá el centro de acoplamiento en su centro. A continuación, la armadura del anillo exterior de 200 metros de diámetro se ensamblará y conectará al anillo central mediante una red de radios. Este anillo apoyará los 24 módulos donde se ubicará el hotel, restaurantes, bares, gimnasios, alojamiento de la tripulación y módulos de investigación científica.

Pero la Voyager Station no es el único proyecto de turismo espacial, varios estudios están trabajando en iniciativas y aquí te menciono algunos:

El crucero por la estratosfera en un globo de alto rendimiento de la compañía inglesa de transportes PriestmanGoodee.

El vuelo suborbital en una nave espacial de Virgin Galactic, quienes con su misión Unity 22 tras un vuelo suborbital de un poco más de una hora aterrizaron en el Spaceport America, al completar este vuelo la empresa está un paso más cerca de su ansiado objetivo de realizar vuelos turísticos a más de 80 km de altura a bordo de una nave VSS Unity.

Las cápsulas presurizadas para cinco pasajeros de la empresa española EOS-X Space.

Hoy en día, las misiones privadas más allá de nuestro planeta son una realidad. Además, los avances científicos y tecnológicos notables que ha habido en las expediciones espaciales, en un futuro cercano harán que la industria hotelera se aventure a inspeccionar los cielos en busca de nuevas posibilidades para los turistas.

De concretarse el proyecto, este sería el objeto creado por humanos más grande que se ha puesto en el espacio exterior.

* El autor es experto en Innovación.

Twitter: @LopezCasarinJ

Javier López Casarín

Experto en Innovación

Columna invitada

Empresario estratega, innovador y agente de cambio comprometido con su país y la reinvención a través de sus proyectos. Cuenta con una larga trayectoria en el mundo empresarial en los sectores financiero, telecomunicaciones y tecnología así como en el campo de la promoción social, lo que le ha permitido desarrollar metodologías de identificación, análisis y solución efectiva de los retos actuales.

Lee más de este autor