La Guardia Nacional es otro intento para contar con una policía que, además de dar seguridad, cuente con capacidades humanas y técnicas para investigaciones que permitan integrar averiguaciones, adecuadas para el nuevo sistema de justicia penal.

No tenemos una policía así, porque sexenalmente se inventa el agua tibia en materia policial. No se deja espacio para que, como en otras naciones, la carrera de policía sea una opción de vida, capaz de generar vocaciones.

La prueba es que, para fines prácticos, el gobierno va a desaparecer la Policía Federal, echar a la basura capacidades, entrenamiento y vocaciones. Con esas veleidades, ¿cómo podrá alguien aspirar a servir a México como policía profesional, si el próximo gobierno lo despide?

Diputados ceden facultades al Ejecutivo

La partida secreta, históricamente, fue una que los diputados, con su facultad constitucional de aprobar el gasto del Ejecutivo federal, otorgaban a los presidentes de la República para gastarla como quisieran. Era, pues, legal y constitucional.

En la transición democrática, simplemente ya los diputados no asignaron fondos a esa partida. Se acabó. Por eso, calificar de “partida secreta” los recursos que la ley aprobada el pasado martes por el Congreso pone a disposición del presidente es propaganda política.

Curioso, ni siquiera la oposición ha calificado tal decisión como lo que es: una cesión de facultades de la Cámara de Diputados al Ejecutivo federal, porque los diputados, los únicos que deciden cómo se gasta el presupuesto, dejan a la voluntad y discrecionalidad presidencial los recursos obtenidos por “la austeridad”. Y hablan de equilibrio de poderes.

Migración: ¿la verruga de la reina?

En ambas fronteras, en la norte y la sur, autoridades federales, guardias nacionales, agentes migratorios y policías diariamente detienen a migrantes, en retenes y en revisiones de documentación en la vía pública y en hoteles de las distintas poblaciones.

En los medios se ha calificado tal práctica como redadas, pero las autoridades alegan que solamente buscan a traficantes de personas, aunque en la práctica se detenga también a los migrantes, y muchas veces son deportados.

El alegato de que no son redadas recuerda aquel viejo cuento del primer ministro a quien le reclamó el rey: “¡Por qué anda usted diciendo que la reina tiene una verruga en la entrepierna!”. La respuesta fue: “No, majestad, yo no he dicho eso, lo que digo es que se le siente como que tiene una verruga”.

NOTAS EN REMOLINO

Pese a todo, ayer dijo el presidente del CCE, Carlos Salazar, que, aunque es poco el crecimiento de la economía, los indicadores macroeconómicos se mantienen estables. No poca cosa, claro... Los senadores de oposición afirman, se oponen a que el senador Martí Batres sea de nuevo el presidente de la Mesa Directiva para el próximo periodo de sesiones. Claro, falta ver qué piensa la mayoría morenista... Al menos en Ciudad Juárez las plantas maquiladoras han dicho que antes de contratar a migrantes centroamericanos, como dijeron en Palacio Nacional, deben asegurarse de que cuentan con el permiso migratorio correspondiente y que no tienen antecedentes penales... La llamada veda que prohíbe a cualquier funcionario público trabajar en el ramo de su especialización cuando deje el servicio público es un absurdo. Cualquier joven talentoso simplemente preguntará: “¿Habrá vida después del servicio público?”... Ayer se cumplieron 64 años de que las mexicanas votaron por primera vez. Fue en la elección legislativa federal de julio de 1955... Acudió a la Cámara de Diputados la directora de la Conade, Ana Guevara. Ahí se enteraron los legisladores que esa “austeridad” que aprueban tan jubilosamente tiene a la Conade sin recursos. En agosto ya no tendremos dinero ni para pagar la luz. Dirán muchos que son daños colaterales aceptables, como 10% de bajas —muertos y heridos— en una batalla.

José Fonseca

Periodista Político

Café Político