El modelo contractual que logró el gobierno mexicano y con el que participan las grandes empresas petroleras internacionales en México es un éxito.

Significa que la Reforma Energética que abrió el sector petrolero es todo un logro.

Y lo es, no sólo por lo que ya se está explorando y extrayendo de crudo, sino por su potencialidad para seguir aumentándola y los ingresos que está recibiendo y podría recibir el Estado. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió detener el proceso de licitaciones porque quiso revisar los contratos y condicionó su reanudación a que las empresas privadas demostraran resultados tangibles. Acusó corrupción y falta de resultados. Sin embargo, la realidad está mostrando lo contrario. El propio gobierno de la autodenominada 4T ya revisó y concluyó que los 108 contratos se hicieron bajo las cláusulas internacionales de transparencia.

Las empresas privadas, que tienen inversiones aprobadas por 40,000 millones de dólares, de los que se han ejecutado 15,000 millones de dólares, registran una tasa del 60% de éxito exploratorio y calculan cerrar el año con una producción de 57,000 barriles de petróleo.

Las regalías que recibirá el gobierno serán  del 74 por ciento. En contra de lo que dice el actual gobierno, la Reforma Energética es un éxito para las empresas privadas y para el propio Estado. Eso es por lo que corresponde a los hechos.

Pero la potencialidad de la producción petrolera es mucho más impresionante. El director general de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi) —que aglutina a 34 empresas nacionales e internacionales—, Merlin Cochran, asegura que el modelo contractual que logró el gobierno mexicano con las empresas privadas nacionales e internacionales, “es un exitazo”. Refiere un reciente análisis de la propia organización que respondió a la pregunta: ¿Cuánto podría ganar México al 2040 si continuaran las rondas petroleras? El documento destaca que del 2020 al 2040, existe el potencial de generar 104,000 millones de dólares por contraprestaciones al Estado, sin necesidad de que el gobierno invierta en exploración y extracción.

Es decir, el gobierno mexicano, no sólo no invertiría en explorar y extraer petróleo, sino que recibiría un pago por poco más de 100,000 millones de dólares por lo que exploren y extraigan las empresas privadas.

Esa riqueza se derramaría en beneficio de las arcas del gobierno federal y además se distribuiría entre las entidades del país. Del total de lo que recibiría el Estado, se estarían distribuyendo cerca de 32,000 millones de dólares a los estados.

Al mes de octubre, estas empresas se convirtieron en referente internacional, incluso por encima de Estados Unidos, por la cantidad de pozos exploratorios que han logrado; hoy México tiene el mismo número de pozos exploratorios que tiene toda America Latina. Es muy buena noticia porque eso fortalece la seguridad y soberanía energética, justo lo que este gobierno está buscando. Los datos de la Amexhi hablan de que el mercado sigue viendo a México como un país con mucho potencial, en el que merece la pena invertir, aún con la pandemia. Son empresas que invierten a largo plazo. La pregunta es si el gobierno lópezobradorista cambiará algún día su perspectiva y continuará con la apertura. Le daría un enorme respiro a las finanzas de Pemex, de los estados, del gobierno y la economía nacional. Veremos.

Atisbos

La empresa de infraestructura energética mexicana IEnova inició recientemente operaciones en su terminal de refinados del Nuevo Puerto de Veracruz.

Invirtió más de 300 millones de dólares y su principal usuario será Valero, uno de los más importantes refinadores de hidrocarburos en el mundo. Podrá almacenar dos millones de barriles de productos refinados, y fortalecerá la seguridad energética de la región Golfo-Centro. Otro ejemplo de lo que hace la inversión privada en beneficio de la economía nacional.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor