En la colaboración anterior hicimos referencia a la consulta de semanas cotizadas tanto para trabajadores IMSS como del ISSSTE. Recordemos que el número de semanas cotizadas es muy importante para obtener el beneficio de una pensión. El número de semanas requeridas para este fin, para trabajadores que cotizaron antes de 1997, es de al menos 500 semanas y 1,250 semanas para quienes comenzaron a cotizar después de esa fecha, válido para las pensiones IMSS.

¿Las semanas de cotización en el IMSS afectan el monto de la pensión?

Para estimar el monto de las pensiones, por vejez, al amparo de la ley de seguro social sí se toma en cuenta el número de semanas cotizadas, a pesar de requerir un mínimo de 500 semanas para tener derecho a una. De acuerdo con el artículo 167 de la Ley del Seguro Social, las pensiones de invalidez y vejez se componen de una cuantía básica y de incrementos anuales, que se estiman con base en el número de cotizaciones semanales del trabajador. Es decir, es la suma de una cuantía básica más incrementos porcentuales que dependen de los años de cotización, a mayor número de semanas cotizadas este porcentaje es mayor y por tanto el monto de la pensión incrementa.

El porcentaje de la pensión no sólo depende del número de semanas cotizadas, también influye el salario base de cotización del trabajador. El porcentaje de la cuantía básica es inversamente proporcional al salario base de cotización, es decir, a menor salario se otorga una cuantía básica mayor y viceversa. Por su parte, los incrementos anuales son directamente proporcionales, es decir, el porcentaje incrementa de acuerdo con los incrementos en el nivel salarial.

Para estimar la pensión se debe multiplicar el número de años cotizados adicionales a las 500 semanas necesarias por el porcentaje que corresponde de incrementos anuales. A este porcentaje habrá que sumar el porcentaje de la cuantía básica correspondiente a su nivel salarial de cotización.

En el caso de las pensiones por cesantía en edad avanzada, la cuantía de pensión depende además de la edad de retiro. Se estima la pensión que le correspondiera por vejez y luego se aplica una penalización de 5% en el porcentaje de la pensión, por cada año que decida adelantarse la pensión, es decir, si una persona decide retirarse a los 64 años, le corresponde una pensión de 95 por ciento.

Ley del Seguro Social 1997

En el caso de la Ley del Seguro Social modificada, se requiere un mínimo de 1,250 semanas de cotización para poder obtener una pensión. Sin embargo, en este caso el número de semanas no influye en la estimación del monto de la pensión, debido a que éste se obtiene con la capitalización de los recursos en Cuenta Individual, es decir, con la acumulación de las aportaciones. Es importante cotizar el mayor tiempo posible en el instituto, pues la densidad de cotización, que es la proporción de tiempo cotizado en el instituto, influye en la capitalización de los recursos y en la pensión.

Para obtener más información de su pensión, consulta los estados de cuenta.

Para obtener mayor información sobre el sistema de pensiones, visite la página de Internet: www.amafore.org