El próximo 20 de enero Joe Biden llegará a la Casa Blanca, con más votos y más mujeres que cualquiera de sus predecesores.

Cualquiera diría que la vida le sonríe. No obstante, esto último también podría ser el mayor indicador de que el futuro de Estados Unidos podría estar en femenino. Tal y como él lo dio a entender, durante su campaña.

Porque más allá de vender el regreso a “la normalidad”, bajo el augurio de la marca Obama, Biden también vendió el futuro eligiendo a Kamala Harris como su compañera de fórmula, y diciendo que sería un presidente de transición con un sólo término.

De ahí el que las esperanzas empezaran a apuntar hacia Harris, como la que podría convertirse, en la primera mujer en ocupar la presidencia de Estados Unidos en 2024.

Por lo que, a unos cuantos días de que el nuevo ciclo inicie, la primera mujer en ocupar la vicepresidencia de ese país, no será la única con primeras veces dentro del gabinete.

Kamala ya no es la única mujer en los planes de Biden, y esto hace del porvenir algo mucho más interesante.

Avril Haines, será la futura Directora de Inteligencia Nacional y la primera mujer al frente de la comunidad de inteligencia.

Haines trabajó por primera vez con Biden entre 2007 y 2008, como subdirectora de la mayoría de los demócratas del Senado, mientras que este último se desempeñó como presidente.

También trabajó como asesora adjunta de seguridad nacional de la Casa Blanca y como subdirectora de la CIA, durante la administración Obama, y fue la primera mujer en ostentar ambos títulos.

Katherine Tai, una abogada especializada en cuestiones de libre comercio, se convertirá en la primera estadounidense de origen asiático en acceder al influyente puesto de Representante Comercial de Estados Unidos (USTR).

Tai trabajó como la abogada jefe en el área de comercio para el presidente y los miembros demócratas del Comité de Medios y Arbitrios en asuntos de comercio internacional. Antes de formar parte del Comité, Tai se desempeñó en la Oficina del Asesor Legal del USTR.

Janet Yellen, una destacada economista, será la primera mujer en dirigir el Departamento del Tesoro.

Anteriormente, Yellen se convirtió en la primera mujer en presidir la Reserva Federal durante la administración de Obama, fue presidenta del Sistema de la Reserva Federal de Estados Unidos entre febrero de 2014 y febrero de 2018.

También fue vicepresidenta de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal y presidenta y directora ejecutiva del Banco de la Reserva Federal de San Francisco. En el gobierno del demócrata Bill Clinton fue presidenta del Consejo de la Casa Blanca de Asesores Económicos.

Michele Flournoy, quien se desempeñó como subsecretaria de política de defensa durante la administración de Obama, podría ser la primera mujer en ser Secretaria de Defensa.

Flournoy cofundó el influyente think tank Center for a New American Security.

Por otro lado, su personal de comunicación en la Casa Blanca estará compuesto  totalmente por mujeres. En donde la potencial subdirectora de comunicaciones de la Casa Blanca, Pili Tobar, es latina.

Finalmente, igual de importante aunque sin primeras veces, es la designación de Linda Thomas-Greenfield como embajadora ante la ONU, Susan Rice como posible Secretaria de Estado, Jennifer Granholm como Secretaria de Energía, y Gina McCarthy como la nueva zar del cambio climático doméstico.

Ellas son las mujeres de Joe Biden que harán que en la Casa Blanca, se comience a oler perfume de mujer.

El último en salir apague la luz

@HenaroStephanie

*Escucha el podcast semanal de Stephanie Henaro en Spotify, Apple y otras plataformas.

Stephanie Henaro

Profesora de Geopolítica

El último en salir apague la luz

Analista y comentarista mexicana. Estudió la licenciatura en relaciones internacionales en el Tecnológico de Monterrey CCM y en el Instituto de Estudios Políticos de París (Sciences-Po). Cuenta con una especialidad en política exterior rusa por el MGIMO de Moscú y una maestría en Geopolítica, Territorio y Seguridad en la Universidad de King’s College London en Inglaterra.

Lee más de este autor