El Artículo 26 de la Constitución establece la existencia de un sistema de planeación del desarrollo nacional, que tiene como objetivo central el logro de un crecimiento económico dinámico, sostenido y equitativo.

La planeación debe resultar de un ejercicio democrático y deliberativo. La Carta Magna es clara cuando señala que, mediante los mecanismos de participación establecidos en la ley, se recogerán las aspiraciones y demandas de la sociedad, que serán incorporadas a los planes y programas de desarrollo respectivos. Como resultado de este proceso participativo se obtiene un Plan Nacional de Desarrollo, al cual se deben sujetar de manera obligatoria los diversos programas de la Administración Pública Federal.

Las opiniones de la sociedad son recabadas a través de foros y otros mecanismos de consulta. En el caso del tema de competencia, fuimos convocados un grupo de profesionales que hemos estado involucrados en el tema durante muchos años. Del encuentro resultó un diálogo, en el que las autoridades convocantes mostraron una genuina disposición para escuchar a quienes asistimos.

En mi opinión, fueron tres los temas que concentraron las exposiciones:

1.      El rol de la política de competencia ante los nuevos mercados. El cambio tecnológico y la aparición de nuevos modelos de negocio disruptivos representan un reto para la adecuada aplicación de la política de competencia. Los instrumentos tradicionales de ésta deben ser revisados y actualizados para atender a los retos procedimientales y analíticos que conllevan fenómenos como la inteligencia artificial, el big data y los modelos exponenciales, entre otros aspectos.

2.      La necesidad de fortalecer a las instituciones encargadas de la aplicación de la política de competencia (órganos autónomos) así como el Poder Judicial y la misma Administración Pública Federal, para aplicar de una manera coordinada y congruente las medidas que en materia de competencia económica permitan contar con estructuras de mercado más eficientes y competidas. En este contexto, varios asistentes mostraron su preocupación por las repercusiones que tendrá la reducción salarial de los cuadros técnicos que aplican la política de competencia, los cuales constituyen un activo escaso, difícil de formar y retener.

3.      El papel de la política de competencia como promotora del desarrollo. La libre concurrencia es un derecho humano de segunda generación, establecido en el Artículo 28 de la Constitución, que debe formar parte de la agenda de cualquier gobierno, sobre todo si se trata de una administración con vocación de izquierda, que busque eliminar privilegios indebidos y establecer las bases para un acceso democrático a los mercados.

Éstos y otros aspectos que ahora escapan a mi memoria fueron expuestos. Sin embargo, el PND resultante trata el tema de la competencia de una manera tangencial y diluida, y hace referencia a lugares comunes que poco ayudarán a la definición de programas y políticas. Ahora sabemos que esto es resultado de las discusiones que tuvieron al interior del gobierno federal antes de su publicación. En mi opinión, el ejercicio de reflexión sobre la política de competencia debe ser retomado. Es más, debería ser un ejercicio permanente, como ocurre en otras jurisdicciones. En materia económica, los mercados son los cimientos sobre los que se edifica. La generación del valor agregado en la sociedad proviene de la inversión, la operación de las empresas y su relación con proveedores y consumidores. La producción, el crecimiento económico y el reparto del excedente dependen de las condiciones estructurales de los mercados, que parcialmente son definidas por la actuación de las autoridades de competencia.

Debemos preocuparnos por mejorar intergeneracionalmente las condiciones de vida de la población. No lo lograremos si no tenemos mercados saludables. Y para ello necesitamos respaldar el desarrollo de instituciones económicas eficientes, sólidas e imparciales. No hacerlo nos llevará al atraso y a la pérdida de competitividad.

*Consultor en competencia económica, regulación y estrategia de mercados y profesor universitario.

Javier Núñez Melgoza

Consultor

Competencia y Mercados

Consultor en Competencia Económica y Regulación, además es profesor universitario.