(Tercera de cuatro partes)

Ya hemos comentado la relevancia de la innovación para el crecimiento económico y cómo el impulsarla será sumamente relevante en el contexto de la recuperación en la que todos los países requieren encontrar nuevas fuentes de crecimiento económico. Comenté también la primera prioridad de la Estrategia de Innovación que promueve la OCDE, centrada en el capital humano y los incentivos a las personas para innovar. Las prioridades dos y tres tienen que ver con las empresas y el proceso de innovación:

(2) Des-atar la innovación en las empresas

Las empresas son esenciales para convertir las buenas ideas en empleos y riqueza. Las nuevas y jóvenes empresas son particularmente importantes, ya que a menudo explotan las oportunidades tecnológicas o comerciales que han sido descuidadas por otras empresas más sólidas.

La regulación es clave, durante toda la vida de las empresas para la experimentación que lleva al desarrollo de nuevas tecnologías y mercados. El simplificar y reducir nuevas regulaciones y cargas administrativas puede reducir las barreras a la entrada para nuevos emprendedores. Al mismo tiempo, las leyes de quiebra deben ser menos punitivas para los empresarios y deben ofrecer condiciones más favorables para la restructuración de empresas debilitadas, teniendo en cuenta la gestión de riesgos y la necesidad de evitar el riesgo moral. Durante la vida de los negocios, es importante garantizar que las empresas de alto crecimiento no gasten el capital que necesitan para apoyar su crecimiento en superar obstáculos burocráticos. Los requisitos administrativos, sociales y fiscales que aumentan con el tamaño de la empresa deben ser revisados a medida que aumentan el costo de crecimiento.

Las políticas laboral y fiscal deben también apuntalar la innovación: las políticas del mercado laboral deben proporcionar la flexibilidad necesaria para reasignar los recursos de empresas en decadencia a empresas innovadoras, junto con un apoyo para un aprendizaje permanente y un reciclaje de trabajadores.

A su vez, el clima fiscal debe ser neutral, de tal forma que empresarios potenciales, si trabajan en el sector formal, no se vean desanimados a dejar su empleo actual debido a los costos financieros y de salud asociados con la pérdida del seguro médico provisto por el empleador, así como las contribuciones de seguridad social, y si apenas se incorporan al mercado laboral o trabajan en el sector informal, no encuentren los costos y trámites excesivos y complicados para crear su empresa.

El acceso al financiamiento es una limitación clave para la innovación empresarial. El buen funcionamiento de los mercados de capital de riesgo y el aseguramiento de los activos relacionados con la innovación (por ejemplo, la propiedad intelectual) son las principales fuentes de financiación para muchas nuevas empresas innovadoras y necesitan un mayor desarrollo en países como México. Cuando los fondos públicos se utilizan para facilitar el acceso al financiamiento deben adoptar un claro enfoque de mercado.

(3) La creación, difusión y aplicación del conocimiento es fundamental

La creación, difusión y aplicación del conocimiento son esenciales para que las empresas y países tengan la capacidad de innovar y prosperar en una economía global cada vez más competitiva.

En la actualidad, las redes de comunicación de alta velocidad estimulan la innovación en toda la economía de la misma forma en que la electricidad y las redes de transporte estimularon la innovación en el pasado. Los gobiernos también deben promover las TIC, en particular las redes de banda ancha, como plataformas para la innovación al conservar la abierta, libre, descentralizada y dinámica naturaleza del Internet.

Además del hardware y software, la infraestructura de las TIC incluye información que es generada o financiada de manera pública. En general, la información pública debe seguir siendo abierta para eliminar acuerdos exclusivos y permitir una reutilización innovadora comercial y no comercial.

Por otra parte, los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) proporcionan un importante incentivo para invertir en innovación permitiendo a empresas recuperar sus costos de inversión.

Los DPI deben estar bien protegidos y adecuadamente aplicados. Una variedad de mecanismos colaborativos, como los mercados de concesión de licencias o los fondos comunes y las cámaras de compensación, pueden facilitar el acceso y el uso del conocimiento. Es necesario que los sistemas de patentes estén adecuadamente adaptados para garantizar un equilibrio adecuado entre los incentivos para la innovación y el beneficio público que resulte de la difusión del conocimiento en el mercado.

En una economía que se basa cada vez más en el conocimiento y la innovación, el desarrollo del pleno funcionamiento de las redes de conocimiento y de los mercados podría tener un impacto significativo sobre la eficacia y efectividad de los esfuerzos de innovación. Los gobiernos pueden, primero, sustentar el desarrollo de una infraestructura de redes de conocimiento; en segundo lugar, implementar medidas, como las directrices de la OCDE para acceder a datos de investigación sobre los fondos públicos, para compartir las experiencias y los datos del sector público, y tercero, promover el desarrollo de mecanismos colaborativos y de corredurías para fomentar el intercambio de conocimiento y garantizar un una remuneración equitativa sobre las inversiones hechas.

*Director del Centro de la OCDE en México para América Latina.