Todas las empresas tienen relaciones o intercambios de recursos materiales, económicos o de información con clientes, proveedores y otras entidades de apoyo.

Es decir, conforman redes de negocios, algunas veces las empresas mismas no son conscientes de su pertenencia a una red, entender este principio y bajo esta óptica cambia la perspectiva de negocio, un camino hacia la competitividad es construir una red densa, sólida, sostenible, rentable y segura, éste es el tema de la gestión de redes.

El conocimiento de la estructura de la red de agronegocios de la empresa y su funcionamiento es una tarea primordial, así como la posición de la misma respecto de sus competidores, a partir de ahí es posible definir estrategias para consolidar, ampliar la cobertura y mejorar las relaciones de negocios. Ahora bien, los vínculos de negocio se consolidan mediante acciones que den certeza y seguridad a las transacciones con un margen aceptable de rentabilidad, en un ambiente de negocios apropiado. Además de lo anterior, debe tomarse en cuenta que cada una de las empresas tiene su propia estrategia competitiva, presenta aptitudes y destrezas particulares generadas en su historia, una política de mercado y un perfil que la hace diferente al resto, las empresas de la red tienen objetivos y prioridades estratégicas distintas.

La gestión de las redes trata de alinear las estrategias. Es decir, las empresas actúan en concordancia con la función de satisfacción del cliente final.

En el sector agroalimentario, es frecuente que los productores primarios no conozcan el mercado final de sus productos, el conocimiento de éste se transforma, por lo tanto, en una premisa básica para alinear las estrategias de las empresas.

Así, por ejemplo, cuando los productores de limón conocen y entienden que el consumidor de limón fresco demanda un tamaño de fruto y una coloración específicos, seguramente trabajarán desde el huerto para cumplir con estos requerimientos.

Otro factor de gran ayuda en la gestión de redes es el uso de Tecnologías de la Información y Comunicación. La importancia de éstas es sustancial y cada vez adquieren mayor relevancia en la conformación de redes, transformando la forma como se realizan las transacciones de negocio.

Para la gestión de redes de agronegocios es indispensable la construcción de esquemas con instrumentos financieros apropiados.

En este sentido, Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) cuenta con la experiencia, los recursos, productos y servicios indispensables para gestionar redes de agronegocios sólidas, diversificadas, rentables, sostenibles y seguras.?

*Luis Ángel López Ibarra es especialista de la Subdirección de Productos Financieros de FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

[email protected]