El peor momento (punto de quiebre) es el mejor momento (punto de sincronía). Todo colapso conlleva un renacimiento . Las palabras de Santiago Pando están llenas de sabiduría, pues describen desde el corazón, lo que la razón a veces no logra entender.

En condiciones normales no somos capaces de ver lo que percibimos cuando enfrentamos una amenaza. La llegada de Trump a la Casa Blanca, que hasta hoy parece la peor maldición para México, puede ser, si queremos los mexicanos, la mayor bendición.

Los primeros golpes ya nos están abriendo los ojos para revalorar un país que lo tiene todo; tanto, que quizás sea la razón por la que Trump nos odia, pues quisiera tener un pie acá y no ha podido lograrlo (lo buscó como empresario sin tener éxito).

Probablemente su estrategia ha sido humillar para crear una cortina de humo (previa al muro) que distraiga sus intenciones más ocultas. Así, podría negociar y lograr con absoluto pragmatismo no lo que convendría a millones de estadounidenses, sino a su propio imperio inmobiliario y hotelero. En el fondo, Trump sabe que México es un país riquísimo y quiere hacer dinero aquí.

Lo que tendremos que vigilar muy de cerca es que Peña Nieto y Luis Videgaray no traicionen una vez más a los mexicanos haciendo concesiones en las que ellos (y por supuesto Trump) ganen mucho y México pierda más, pues muy probablemente sea la razón por la cual se calmaron las aguas tras la cancelación del viaje a Washington DC.

Los dos presidentes han demostrado que los conflictos de interés los tienen sin cuidado, pues cuando se trata de tener más, hasta la ley importa poco.

Los mexicanos no podemos perder la oportunidad de lograr que esta unidad perdure y que quede como un chispazo más. Unidos habremos no sólo de condenar las medidas contra nuestro país, sino sobre todo dar el siguiente paso para que ese activismo nos lleve a ser más responsables con nuestro círculo inmediato, más comprometidos con nuestras comunidades, más participativos en lo público (que es de todos) y mucho más exigentes para que el gobierno defienda los intereses de todos.

La unidad que estamos logrando debe trascender. Nuestros mayores retos y desafíos no están afuera, están aquí en México. No perdamos la oportunidad de convertir lo que parece el peor momento, en el mejor. Vigilemos y exijamos para que cualquier negociación o acuerdo con Estados Unidos se haga abierta y transparentemente de cara a todos los mexicanos.

Twitter: @armando_regil