Acorde con la teoría de desarrollo económico Hipótesis de los tres sectores, propuesta por Colin Clark (1940) y retomada por Jean Fourastié (1949), una economía desarrollada se caracteriza principalmente porque centra sus actividades económicas en el sector terciario.

Así, el sector primario genera menor riqueza y emplea una proporción menor de la Población Económicamente Activa (PEA) que los otros dos sectores. Sin embargo, a pesar de que el sector primario, en términos relativos, aporta menos ingresos al país y emplea a menos, las condiciones socioeconómicas son similares a las de los sectores secundario y terciario.

Considerando lo anterior, se realizó el ejercicio comparativo sectorial de la PEA Ocupada (PEAO) y de diversas variables socioeconómicas y macroeconómicas, como el Producto Interno Bruto (PIB). De esta forma, se tiene que de 48.7 millones de personas que conforman la PEAO, el sector agropecuario emplea 13.8%, mientras que el manufacturero y de servicios emplean 23.6 y 61.9%, respectivamente.

La PEAO reporta un ingreso mensual promedio de 1,487.7 pesos en el sector primario, 4,105.0 pesos en el manufacturero y 3,636.4 en el sector servicios. Es decir que por cada peso que un trabajador del sector agropecuario percibe, un trabajador del manufacturero recibe 2.8 pesos y uno del sector servicios 2.4 pesos.

En educación, el sector con mayor rezago en este tema es el agropecuario, con 5.8 años promedio de escolaridad, mientras que el sector servicios tiene 10.5 años en promedio de escolaridad (sector económico con mayor nivel de educación).

En lo que respecta a salud, menos de 4.0% de la PEAO correspondiente al sector primario tiene acceso a este servicio, mientras que el manufacturero y de servicios cuentan con niveles de acceso de 43.8 y 38.8%, respectivamente.

Por último, de los tres sectores económicos, el que más aporta al PIB es el de servicios (62.2%), seguido del manufacturero (34.2%), siendo sólo 3.6% del PIB total de origen primario.

Con base en la teoría inicialmente mencionada, se podría argumentar que la economía mexicana es desarrollada y, por lo tanto, su sector primario también.

No obstante, al considerar los aspectos socioeconómicos como el ingreso, acceso a salud y educación, la evidencia muestra que existe un rezago importante del sector primario. De esta forma, es claro que este sector se encuentra en etapa de desarrollo y el reto inmediato es acelerar la convergencia sectorial.?

*Fredy Yair Montes Rivera es especialista de la Subdirección de Evaluación de Programas de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

fmontes@fira.gob.mx