Tras el reporte, el mercado reaccionó disparando órdenes de compra pudiéndose alcanzar niveles positivos en la cotización del maíz; sin embargo, y conforme fue avanzando la sesión, los precios empezaron a retroceder hasta que finalmente se cerró en terreno negativo

Como cada mes, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos emitió su reporte sobre oferta y demanda mensual el jueves pasado, y es justo decir que fue uno que pasó sin pena ni gloria por emitir información que le restó empuje al mercado, decepcionando las cifras presentadas a los que han hecho de este año, una fiesta alcista en los granos.

Pero vayamos a los números

En el caso del maíz a nivel mundial, el USDA redujo la expectativa de producción en 1.07 millones de toneladas e incrementó los inventarios iniciales en 90,000 toneladas para dar una oferta total de 1,446.98 millones de toneladas, es decir, 980,000 toneladas menos que el mes anterior.

Por el lado del consumo, el USDA lo incrementó en 1.47 millones de toneladas para quedar con inventarios finales de 288.96 millones, por debajo del mes pasado en 2.47 millones de toneladas y apenas por debajo de las 289.20 millones que esperaba el consenso del mercado.

A nivel Estados Unidos, simple y sencillamente el USDA no le movió nada. Tanto por el lado de la oferta que la ubicó en 419.81 millones de toneladas, como del lado del consumo, el cual permaneció en 376.57 millones, dio como resultado inventarios finales de 43.23 millones de toneladas, exactamente iguales a los del mes pasado, a pesar de que los participantes del mercado esperaban que el USDA pudiese revisar al alza el dato de los inventarios para ubicarlos en 43.44 millones de toneladas.

Tras el reporte, el mercado reaccionó disparando órdenes de compra pudiéndose alcanzar niveles positivos en la cotización del maíz; sin embargo, y conforme fue avanzando la sesión, los precios empezaron a retroceder hasta que finalmente se cerró en terreno negativo.

Otro dato que llamo la atención fue que el USDA dejó sin cambios los estimados de producción de maíz en Brasil en 110 millones de toneladas, principal competidor de Estados Unidos en cuanto a exportaciones a China se refiere, a pesar de que CONAB de Brasil había estimado ese mismo día una producción de 7.4 millones de toneladas menos que las estimadas por el USDA al ubicarlas en 102.6 millones.

De igual manera, la producción de Argentina sufrió un recorte por parte del USDA de 1 millón de toneladas, el cual fue anulado por un incremento de igual magnitud en los inventarios iniciales, quedando en 49 millones de toneladas.

En donde hay mayor divergencia de opiniones es en el dato de exportaciones norteamericanas hacia China, que como es por todos sabido, ha contribuido en gran medida al rally alcista que hemos visto desde agosto, ya que el USDA aumentó la expectativa de importaciones por parte de China en 3.5 millones de toneladas para ubicarla en 16.5 millones, lo cual se encuentra todavía muy por debajo de los 30 millones que estiman diversos analistas en el mercado.

El que sigue importando fuerte maíz norteamericano es México, ya que el mismo día del reporte, el USDA informó sobre compras desde nuestro país por 344,000 toneladas, las cuales se vinieron a sumar a las 257,000  que habríamos adquirido el miércoles pasado.

Con todo y los sube y bajas que tuvo el maíz a lo largo de la semana, el viernes logró recuperar el terreno perdido en la sesión del jueves alcanzando a tener una semana de avances equivalentes al 1% en el contrato con plazo a julio 2021 que cotiza en Chicago, ubicándolo en 168.69 dólares/tonelada, y que es que utilizan nuestros productores del ciclo OI como referencia.

De seguir las buenas condiciones climáticas en Sudamérica, y China ausente de las compras de maíz norteamericano, el mercado podría empezar a mostrar señales de debilidad en el corto plazo, lo que generaría que los fondos de inversión empezaran a reducir sus posiciones compradoras en el mercado y que éste empezara a bajar de manera más contundente en las próximas semanas.

Por todo lo anterior, no nos queda más que reiterarles a los productores del ciclo OI que no dejen pasar la oportunidad de asegurar buenos precios mediante el uso de coberturas.

www.gamaa.com.mx

aga@gamaa.com.mx