Los sinaloenses y los mexiquenses han aportado valiosos elementos al consorcio priista alguna vez conocido como Grupo Atlacomulco, al que también pertenecen personajes de orígenes bajacalifornianos y tabasqueños.

Alfredo del Mazo, más que Francisco Labastida, sería el jefe del Chilorio Power. Ambos personajes gobernaron el Estado de México y Sinaloa, a finales de la década de los 80, y formaron parte del gabinete de Miguel de la Madrid, a quien Heriberto Galindo Quiñones conoció en la SHCP, a finales del sexenio lopezportillista.

En 1982, el politólogo originario de Guamúchil fue designado por el presidente como director del Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud (CREA) y encabezaba a un grupo de jóvenes sinaloenses, avecindados en el Distrito Federal, con trayectorias germinales en el gobierno priista. Una década antes había conocido a David López Gutiérrez, quien se había mudado de su natal Mocorito a un hostal cercano al Casco de Santo Tomás, en el que compartía con otros paisanos. En esa época dirigió la Asociación de Estudiantes Técnicos.

David conoció a Heriberto cuando éste era jefe de prensa en la Comisión Federal de Electricidad, hace cuatro décadas. Y desde entonces, los economistas perdieron a un practicante, pero los comunicadores priistas ganaron a uno de sus representantes más conspicuos. Galindo Quiñones llevó a López Gutiérrez al equipo que acompañó a Del Mazo en su aventura por la candidatura presidencial, en 1987, quien es protagonista de una de las anécdotas más surrealistas de la historia de los destapes en México: la filtración de que SG sería el candidato y la subsecuente confusión que expuso a Sergio García Ramírez, exhibió al mexiquense y lo enemistó de por vida con Carlos Salinas de Gortari.

Por esas razones, Heriberto tuvo que pasar un sexenio en el ostracismo y su lugar, en el equipo de comunicación del Chilorio Power, fue ocupado por Ignacio Lara y David López, quien entonces estrechó sus vínculos con los Tolucos: cuando fue electo gobernador, Emilio Chuayffet lo llamó como su comunicador ya había sido vocero del gobierno mexiquense, con Del Mazo y después, lo incorporó a la Secretaría de Gobernación.

Tras la derrota del 2000, López se refugió en tierras mexiquenses y si bien Heriberto Galindo es quien puede atribuirse el mérito de haber descubierto a un jovencísimo Enrique Peña Nieto, también es innegable que su eficacia como comunicador llevó al economista al primer círculo del originario de Atlacomulco. La era de los Golden Boys había quedado atrás.

Cuando festejaba su cumpleaños número 65, hace poco más de un año, David López mantenía su atención centrada en la comunicación presidencial. El escándalo de la casa blanca más que los eventos de Tlatlaya y Ayotzinapa, o la cancelación del tren bala México Querétaro forzó su salida de Los Pinos. ¿Su arribo a San Lázaro propiciaría un arranque tardío de su carrera político-electoral? Para un sinaloense , confesaba a finales del año pasado, no habría mayor honor que ser gobernador. Es lo que pienso y eso ya lo sabe el presidente. A mí me toca hacer lo que él diga .

Y mientras llegaba el tiempo de las decisiones, retomó sus contactos con el terruño particularmente, con el gobernador Mario López Valdés, con quien dialoga con frecuencia y juega golf , aunque con menor intensidad que Galindo Quiñones.

En Los Pinos sabían que había un preferido: el empresario Jesús Vizcarra. Pero su autodescarte generó una inflación de aspirantes : Gerardo Vargas, secretario general de Gobierno; los senadores Daniel Amador Gaxiola y Aarón Irízar; la lideresa del ONMPRI, Diva Gastélum; Alfredo Villegas, Sergio Torres, Óscar Lara y los dos veteranos integrantes del Chilorio Power, a los que aludió este texto en sus párrafos iniciales, además del diputado federal Quirino Ordaz Coppel, quien al igual que López Gutiérrez, trabajó con Alfredo Del Mazo en tierras mexiquenses. El senador Irízar era la carta fuerte del labastidismo, pero en esta ocasión, la opinión más relevante fue la del ex vocero presidencial.

Esta decena de distinguidos priistas acudió a un desayuno, convocado por la presidenta del comité estatal, Martha Tamayo. En cumplimiento del flemático protocolo tricolor, los aspirantes a la candidatura y la dirigencia sinaloense quisieron dar una señal inequívoca al presidente del CEN, Manlio Fabio Beltrones de que mantendrán la unidad, sin traiciones o golpes bajos. El político sonorense saludó su gesto y les comentó que ahora sólo resta consultar con Los Pinos para definir al candidato.

EFECTOS SECUNDARIOS

CRONOGRAMA. Después del pacto de unidad para Sinaloa, toca turno a los aspirantes priistas a la gubernatura de Oaxaca, quienes deberán comparecer ante Manlio Fabio Beltrones antes de que concluya la semana. Y mientras, el senador veracruzano Héctor Yunes Landa acudió al Palacio de Covián.

PERIPLOS. La Secretaría de Gobernación remitió antier un oficio para informar a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión que su viaje a Guatemala, para atestiguar la unción de Jimmy Morales como presidente de la vecina nación, quedó cancelado. El Ejecutivo federal permanecerá hasta el viernes en territorio nacional y ya cuenta con el permiso correspondiente para ausentarse entre el 15 y el 23 de enero del país. En el primer tramo de su gira, cumplirá visitas de Estado a Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Qatar. De allí, viajará a Davos para participar en la Reunión Anual del Foro Económico Mundial. Las apuestas sobre el estreno del nuevo avión TP-01 Morelos corren con intensidad. ¿Altas o bajas?

[email protected]