Luis Robles Miaja, banquero de mil batallas, decide jubilarse desde la más alta posición en BBVA Bancomer.

“Tengo 65 años y creo que puedo apostar más a México, desde fuera del banco”, dice el abogado que escaló todos los peldaños de la burocracia bancaria, desde la época más difícil que ha vivido la banca mexicana en los tiempos modernos: la crisis bancaria derivada del “error de diciembre” de 1994.

Política, no

Sin embargo, aclara qué es lo que no va a hacer: “No voy a hacer política, porque luego dicen que soy político; no me voy a afiliar a ningún partido y no quiero ser ni de loco senador, con todo respeto a los senadores de las República”.

“Creo que se puede hacer mucho”, asevera, aunque no sabe todavía cómo ni desde qué trinchera lo hará.

Pero tampoco es una decisión de último momento. Y recuerda que desde principios de este año le dijo a Francisco González, el presidente de BBVA: “es el momento (de jubilarme); porque es donde yo puedo hacer algo, a lo mejor soy muy soñador y optimista, pero es un granito de arena. Y al final si ese granito de arena no sirve de mucho pues ni modo, por lo menos lo intenté”.

Historia

Robles Miaja ascendió en medio de la más cruenta crisis bancaria que ha vivido jamás nuestro país, desatada justo cuando recién había asumido la Presidencia de la República Ernesto Zedillo y el secretario de Hacienda era Jaime Serra Puche; el mismo que ahora está siendo propuesto para relevar en el cargo de presidente de BBVA Bancomer a Robles Miaja.

A Robles Miaja le tocó como director jurídico de MultiBanco Mercantil, junto con el entonces director jurídico de Banco de México, Javier Arrigunaga, la instrumentación del Fobaproa, como se conoció por su sigla al Fondo de Protección al Ahorro Bancario, creado en 1990.

Robles Miaja enfrentó el capítulo del intercambio de los pagarés por el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) constituido en diciembre de 1998 con la intención de contar con un nuevo sistema de protección al ahorro bancario.

Y posteriormente le tocó la venta de Bancomer a BBVA Bancomer.

A Robles Miaja le favoreció su perfil de abogado porque en esa virtud pudo transitar por las distintas etapas que fueron desde el estallido de la crisis bancaria, el camino de solución a través del Fobaproa, la transición con el IPAB y la internacionalización de la banca, con la operación de compra venta de Bancomer por BBVA.

Y luego vendría su participación en el gremio bancario la reconstitución de la Asociación de Bancos de México, con integrantes muy variados y distintos en tamaños. Y con el tiempo, la amenaza de división del gremio, que atajó y evitó.

El carácter conciliador y el optimismo a ultranza de Robles Miaja fueron claves para su ascenso desde la dirección jurídica, hasta la dirección general y la presidencia del consejo, del que ahora está por jubilarse.

Sin duda, es un banquero de mil batallas. Robles Miaja vivió varios capítulos cruciales de la banca en México y su actitud siempre fue congruente, como banquero y como dirigente de los banqueros.

Elección decisiva

En otro tema, ayer al tomar la protesta del nuevo comité ejecutivo y consejo directivo de la Concanaco, que preside —a partir de ahora— José Manuel López Campos, el presidente Enrique Peña Nieto advirtió que estamos a 11 días de la elección más grande en la historia de nuestro país y destacó que el voto de los mexicanos no sólo decidirá qué rumbo tomará el país en los próximos seis años, sino el rumbo que nuestro país tomará en las próximas décadas.

Por eso —recomendó— es importante que los ciudadanos aprovechen estos últimos días para conocer y comparar las propuestas de todos los candidatos que están pidiéndoles su voto.

Recalcó que la campaña de la Concanaco para promover el voto de manera razonada manda justamente ese mensaje.

Lo que deseamos todos los mexicanos es que a México le vaya bien, que construya sobre los logros alcanzados, que siga en la ruta de oportunidades para las y los mexicanos y muy especialmente para las nuevas generaciones

Por cierto, que el relevo en Concanaco registró un retraso extraordinario de un año con tres meses por el pleito legal en contra del hoy expresidente de ese organismo, Enrique Solana.

Guajardo, relajado

En el evento, el secretario de  Economía, Ildefonso Guajardo —extremadamente relajado, a pesar de la tensión en la renegociación del TLCAN y la guerra comercial— refirió que la iniciativa del Buen Fin fue idea de la Concanaco y destacó la valiosa interlocución de ese gremio con el gobierno.

Además hizo un público reconocimiento a la tarea de la subsecretaria de Competitividad y Normatividad, Rocío Ruiz, por la creación de las Sociedades por Acción Simplificada, que al mes de junio ya suman las 15,000 empresas constituidas mediante este proceso. Sin duda Ruiz merece el reconocimiento.

Desaire

La Coparmex que preside Gustavo de Hoyos canceló el debate entre los presidenciables por falta de “quórum”. El dirigente dijo que llegó la fecha preestablecida para decidir si se realizaba o no el debate, sin que se pudiera asegurar la asistencia de la mayoría de los candidatos. No dijo quiénes dijeron que sí ni quiénes que no. Seguro se sabrá en breve. Por lo pronto todo apunta a un “desaire” por parte de los candidatos.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.