Acudimos a una reunión con la administración de la Compañía Minera Autlán (clave de cotización: AUTLAN), en la que se abordaron los últimos resultados de la empresa, así como las perspectivas y estrategias de corto y mediano plazos

Cabe mencionar que la emisora ha publicado diversos eventos relevantes, entre los que destacaron la adquisición de una nueva compañía enfocada en la extracción de minerales preciosos, particularmente oro, así como la guía de producción de ferroaleaciones, encaminada a avanzar de forma considerable.

Es importante señalar que el 2017 fue un año históricamente bueno para la empresa, principalmente atribuido a los incrementos en precios de sus productos y las mejoras operativas a través de menores costos y gastos propiciando mayores ingresos, flujo operativo y mejoras en márgenes.

Debido a la importante exposición de las ventas de la empresa (ferroaleaciones) hacia el mercado siderúrgico, la administración comentó sobre la situación respecto a las cuotas impuestas por Estados Unidos a las importaciones de acero en el mercado internacional. en este punto se abordó el déficit comercial de acero en nuestro país, en el cual las importaciones provenientes de EU superan ampliamente las exportaciones desde México, reforzando la decisión por la cual fuimos excluidos de estas medidas arancelarias al igual que Canadá.

De acuerdo con datos de Autlán, el consumo de acero en EU representa sólo una tercera parte de la producción de este producto.

En línea con lo registrado y previsto para la producción de acero en México, Autlán informó el aumento en la capacidad de producción de ferroaleaciones en 15% hacia los próximos tres años, en donde el 2018 registraría un crecimiento cercano a 7 por ciento.

Por lo anterior, la empresa destinaría recursos a la exploración, planeación y extracción minera. La inversión estimada en el 2018 sería de 25 millones de dólares que incorporan inversiones en energía enfocadas en disminuir costos operativos.

Por otro lado, a inicios de este mes, Autlán informó sobre el acuerdo para la adquisición de 100% de la empresa Metallorum y subsidiarias, dedicada principalmente a la extracción de oro. Se espera que esta transacción se finalice en el transcurso del segundo trimestre del 2018, con la cual se podría generar un crecimiento en ingresos cercano a 15% y un avance de 20% en el flujo operativo, respecto al monto registrado en el 2017.

La empresa enfatizó la estrategia de crecimiento acompañado de diversificación a través de metales preciosos, los cuales obedecen a un ciclo económico distinto al de los metales industriales.

El monto de esta transacción aún no ha sido revelado; sin embargo, se anticipa que la compra sería mediante la combinación de efectivo o líneas de crédito disponibles y el intercambio de acciones de ambas compañías. Cabe agregar que al cierre del 2017, los ingresos de la compañía se mantenían denominados en dólares, mientras que los costos y gastos se integraban en 35% en moneda extranjera y 65 por ciento.

Con base en la integración de Metallorum, la empresa no estima mayores cambios en la mezcla de ingresos, costos y gastos operativos.

Con base en ello, esperaríamos que esta diversificación de negocio origine que la correlación de la acción respecto a los precios del acero en el mercado disminuyera gradualmente. La tendencia entre ambas variables en los últimos años sugeriría una correlación histórica positiva.

Es importante añadir que la empresa también continuará con el crecimiento en la división de energía, la cual abastece entre 27-30% de las necesidades energéticas de la empresa para su operación. Se estima que esta participación incremente gradualmente hasta superar 50% del autoconsumo; en este porcentaje, la administración estimaría que la venta de energía a terceros podría generar ingresos adicionales y más significativos en la medida en que las tarifas del segmento fluctúen a favor de la empresa; es decir, menores tarifas implicarían incrementar más el autoconsumo y mayores tarifas se verían reflejadas en ventas de energía a terceros.

Finalmente, consideramos que la coyuntura actual en el tipo de cambio y las ventas dolarizadas de la compañía podrían retribuir en una inversión defensiva en lo que resta del 2018.

*Armando Rodríguez es gerente de análisis de Signum Research.