Trump gana elecciones aunque pierda la moral; demócratas preparan fuego

1. El informe Mueller se ha convertido en el vector electoral del 2020, desplazando a los dos temas que Trump tenía contemplado explotar: migración y seguridad.

2. El fiscal William Barr intentó engañar al Congreso y a la opinión publica al haber entregado el jueves 11 de abril cuatro folios sobre el informe Mueller que, según él, no dejaban una sola duda sobre la inocencia del presidente Trump en el caso de la injerencia rusa en las elecciones del 2016.

3. Philip Rucker y Robert Costa, del diario The Washington Post, traducen en menos de 140 caracteres las 400 páginas del informe Mueller: Trump ha “creado una atmósfera de caos, deshonestidad y malversación en los niveles más altos del gobierno desde los tiempos de la administración Nixon”.

4. Trump actuó como presidente chavista. Intentó presionar y manipular a James Comey (FBI) para que no tocara a Michael Flynn, su consejero de Seguridad Nacional, quien mintió ante la ley. Lo mismo hizo con el vicefiscal Rod Rosenstein al pedirle que despidiera a Bob Mueller. Cuando el número dos de Jeff Sessions eligió a Mueller como fiscal especial del caso ruso Trump editorializó lo que podría considerarse su epitafio político: “Estoy jodido. Es el final de mi presidencia”.

5. Al informe Mueller se le puede traducir como un veneno a suministrar en pequeñas dosis. Así se lo intentarán aplicar al presidente los demócratas desde el Congreso. Sin embargo, la ruta crítica del juicio político está incompleta. El Senado lo frenará. Algo más, Nancy Pelosi reveló el mes pasado en entrevista a The Washington Post que no es favorable de un juicio político.

6. El párrafo más sorprendente del informe Mueller revela que el Departamento de Justicia no puede acusar al presidente en turno, una costumbre de larga data. De ahí que Mueller se haya lavado las manos al haber transferido a la Cámara de Representantes la obligación de determinar si, políticamente, Trump coludió con los rusos para que ambientaran las elecciones de noviembre del 2016.

7. Trump no necesariamente vive en la realidad. Su fiscal Barr le tuvo que haber alertado de que el “resumen ejecutivo” que él le entregó al Congreso era una edición alegre de un mundo irreal. ¿Barr y Trump pensaron que tras la publicación del informe completo los congresistas y la opinión pública no encontrarían las 1,000 diferencias entre ambos documentos? Durante algunos días Trump respiró hondo y actuó como si el resumen, en verdad, era la síntesis de una buena noticia.

8. “La conclusión de que el Congreso puede aplicar las leyes sobre obstrucción a la justicia desde la oficina del presidente concuerda con nuestro sistema constitucional de controles y balances bajo el principio de que ninguna persona está por encima de la ley”, escribió Mueller.

9. Mueller se ha convertido en la bestia negra de Trump.

10. Trump dirá a su base electoral que desde el Congreso se articula una nueva cacería de brujas. Lo peor que le pudo haber pasado a los demócratas es que el banderazo de inicio de la campaña electoral lo haya dado Mueller.

Lo sabemos, Trump gana campañas aunque pierda la moral.

FaustoPretelin

Consultor, académico, editor

Globali... ¿qué?

Fue profesor investigador en el departamento de Estudios Internacionales del ITAM, publicó el libro Referéndum Twitter y fue editor y colaborador en diversos periódicos como 24 Horas, El Universal, Milenio. Ha publicado en revistas como Foreign Affairs, Le Monde Diplomatique, Life&Style, Chilango y Revuelta. Actualmente es editor y columnista en El Economista.