Las familias Porsche y Piech, los mayores accionistas de Volkswagen, se dicen preparadas para tomar una participación directa en Porsche en caso de que el fabricante de automóviles de lujo se liste por separado en la Bolsa de Valores de Fráncfort, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

Tal medida reduciría el control de las familias sobre el mayor fabricante de automóviles de Europa, Volkswagen, a favor de la propiedad directa de la icónica marca de autos deportivos, fundada por su antepasado Ferdinand Porsche, que se remonta a 1931.

Las especulaciones sobre una cotización de la unidad a principios de este año incluyeron estimaciones de una valoración independiente de Porsche que van desde 45,000  millones a 90,000 millones de euros (55,000 millones a 110,000 millones de dólares), en comparación con los 135,000 millones para Volkswagen.

Si bien se ha dicho que  una Oferta Pública Inicial (OPI) de Porsche no ocupa un lugar destacado en la agenda, Volkswagen continúa sopesando escenarios para una cotización, dijeron las fuentes a Reuters y agregaron que el obstáculo clave seguía siendo la compleja configuración de las partes interesadas de VW.

Esa configuración se diseñó cuidadosamente a raíz de una adquisición fallida de Volkswagen por parte de Porsche en 2009, lo que resultó en que Volkswagen adquiriera la conocida marca, mientras que las familias Porsche y Piech se convirtieron en los inversionistas más importantes de VW.

Volkswagen no ha tomado ninguna decisión sobre si listar a Porsche por separado y no hay garantía de que tal movimiento suceda.

Actualmente las familias poseen todas las acciones ordinarias de Porsche Automobil Holding, con la mayoría de los derechos de voto, así como una participación del 31.4% en el capital social de Volkswagen.