El panorama para el sector minero en México se pronostica poco positivo para este año, por la debilidad de la economía mundial, sobre todo de la eurozona y China, además de la expectativa de una fortaleza del dólar, coincidieron analistas financieros.

Sin embargo, la depreciación del peso mexicano, que fue de casi 13% en el 2014, podría ayudar a este sector a mitigar la caída de los precios de los commodities, mediante la mayor entrada de flujos esperados por sus exportaciones.

José Antonio Cebeira, analista de Banco Invex, dijo que Grupo México (GMéxico) mantendrá un comportamiento positivo en relación con su precio objetivo esperado para los siguientes 12 meses, el cual se estima en 54 pesos por acción, mientras que hoy en día oscila en niveles de 42.33 pesos. Esto implicaría un crecimiento de 27.56 por ciento.

Nuestra recomendación de compra está basada en que la compañía será capaz de llevar a cabo su plan de expansión, principalmente el de minería , dijo.

Agregó que otros elementos a considerar serían la expectativa de una economía interna más dinámica, que genere mayor volumen de carros movidos, y que las plataformas con Pemex continúen con los contratos actuales, sumando la reducción de costos por la implementación de plantas eólicas.

Explicó que GMéxico continúa con su plan de expansión, sobre todo en la mina Buenavista del Cobre, con la que se espera incrementar la producción de 180,000 toneladas para el cierre del 2014, hasta llegar a 495,000 toneladas en el 2016.

Mencionó que GMéxico busca también crecer con la minera Tía María, pues pretende aumentar la producción en 120,000 toneladas de cobre, la cual entraría en su primera fase de operación durante el 2016, por lo que con las expansiones esperan crecimientos de 55% del 2014 al 2018.

Hay riesgos

José Antonio Cebeira dijo que existen algunos riesgos que podrían limitar el avance de la acción de GMéxico, como el débil desempeño de la economía de China, país que consume cerca de 60% de cobre a escala mundial.

Explicó que un crecimiento por debajo de 7% en el PIB de China generaría bajas importantes en el precio de los metales, lo cual provocaría que los inventarios aumenten y esto presionaría aun más los precios de las materias primas.

En tanto, Fernando Bolaños, analista del sector minero en Monex, explicó que el sector de los metales también resultaría afectado por la desaceleración a nivel global, ya que se vislumbra una potencial recesión en la eurozona, además de un menor dinamismo en América Latina.

Mencionó que GMéxico es, dentro de las mineras, la única que se encuentra diversificada, es decir que 80% de su flujo operativo (EBITDA)lo obtiene de la minería, contando con otras divisiones como infraestructura y ferrocarriles que ayudan a compensar las caídas.

En relación con Peñoles y Frisco, Bolaños dijo que podrían resentir con mayor fuerza la caída de los precios de los commodities e inclusive para este año no se esperan grandes resultados.

Mencionó que Peñoles tiene un balance de producción de 35% oro y 35% plata, mientras que Frisco está más cargada hacia el oro con 50% y 17% en plata.

Todavía habría una presión a la baja de los precios del oro para el 2015, debido a la expectativa de un mayor fortalecimiento del dólar y la estimación de bajas presiones inflacionarias a nivel global , afirmó Bolaños.

En ese contexto, estimó un precio objetivo para Peñoles de 315 pesos por título hacia finales del 2015, en estos momentos la acción cotiza en 293.17 pesos, por lo que se espera un avance de 7.45 por ciento.

Por su parte, Frisco presenta incrementos de volúmenes fuertes, lo que podría dar un buen año de producción y ventas, por lo que el precio objetivo se estimaría en 23 pesos en los siguientes 12 meses. Actualmente opera en 20.64 pesos, lo cual resultaría una ganancia moderada de 11.43 por ciento.

Sector minero

[email protected]