City Market es una tienda diferente. Se puede encontrar caviar, productos Kosher, vinos Petrus, Vega Sicilia, Château Latour, recomendados por un sommelier que está dispuesto a sugerir la bebida que va con la cena especial que se ofrecerá en casa.

El espacio físico es agradable, que invita a la gente a caminar por sus pasillos. La atención del empleado es personalizada. Es un servicio diferenciado y La Comer tiene que ser mejor que toda la competencia. Así es como describe Rogelio Garza el nuevo concepto de la naciente Comer.

Egresado del Tec de Monterrey y perfeccionado en Stanford, este administrador regio lleva la dirección de administración y finanzas de Grupo La Comer y detalla el perfil de la cadena de tiendas de autoservicio que tiene la experiencia de 87 años de operación en el mercado mexicano y la frescura de un nuevo negocio que no tiene más de un año y medio de operaciones.

La estrategia de La Comer es ser una empresa diferente. No queremos ser una opción más. Queremos ser una empresa que dé mejor calidad , explica en entrevista en sus oficinas que están sobre el City Market de Plaza Carso.

Garza habla de la competencia, nunca menciona nombres, pero detalla las estrategias de los más grandes del sector. Casi todos en el mercado están enfocados en dar bajos precios, líderes en precios bajos todos los días. Eso es importante, tenemos que ser competitivos en ese rubro .

Sin embargo, aclara, hay un sector en el mercado que quiere algo más que precios bajos. Gente que quiere productos de mejor calidad, más variedad, un trato diferente, un ambiente agradable.

Tal vez el directivo se refiere a los clientes que, además de hacer el súper en sus tiendas, se dan tiempo para tomar una copa de vino tinto con jamón serrano en las islas de quesos o aquellos de más fino paladar que consumen una taza de café de Kopi Luwak, un grano ingerido por un mamífero, que tiene un sabor especial y la taza puede costar más de 500 pesos.

El director general dice: Para el ama de casa, ir a hacer sus compras de la semana es parte de su trabajo, es como para ti la oficina. No es lo mismo una oficina toda fea, no es que cueste más o menos, sino que sea una oficina agradable. Entonces sí, que el ambiente de la experiencia de compra sea diferente. Y en eso estamos enfocados.

Buscamos una oferta de valor integral. El precio es importante, debemos tener precios competitivos, pero tenemos que tener mayor calidad, principalmente en los productos perecederos, la parte de fruta, verdura, pescados, mariscos, carnes. Eso es lo que hace la diferencia en un súper , detalla el directivo.

Afirma que la calidad de la fruta, verdura, del café, de la comida preparada, del pan, es lo que hace la diferencia. La Comercial Mexicana tenía una fortaleza en esa área y queremos seguir reforzándola .

Clase media para arriba

Rogelio Garza reitera: Estamos enfocados en el mercado de clase media y alta. Creemos que es un mercado que requiere cosas diferentes, que está subatendido, que tiene necesidades especiales, históricamente somos buenos para atender ese mercado. En otros sectores le batallábamos un poco más, pero en ese sector siempre fuimos muy buenos .

La Comer tiene un plan de crecimiento agresivo. Cuenta con 59 tiendas y el plan de crecimiento contempla que el siguiente lustro pueda abrir cinco, ocho o nueve tiendas por año.

Los conceptos de La Comer, City Market y Fresko tienen un potencial de crecimiento enorme. La lógica de ese pensamiento está en que la clase media continuará repuntando, que la economía crecerá, independientemente de las ideas de Donald Trump.

City Market no tiene competidor, hay algunos intentos de copiarnos, pero la realidad es que las grandes cadenas encuentran un sector interesante pero pierden dinero donde nosotros lo ganamos , expone el directivo.

Precio de la acción ?no refleja la realidad

Para el encargado de las finanzas del grupo de tiendas, que tiene escasamente un año de vida en el mercado, enfrentaron incertidumbre por las elecciones en Estados Unidos.

También reconoce que han tenido presiones que no entiende, ya que el resultado de la empresa el primer año fue muy bueno, mejor de lo esperado.

Con la integración tuvimos retos, presiones en márgenes, por factores extraordinarios del primer año de operación que ya teníamos contemplados. Estamos contentos con los resultados aunque hemos visto cierta presión en el precio de la acción , reconoce el directivo.

Garza dice que no le preocupa el precio de los títulos en el mercado bursátil, le ocupa dar información clara al mercado. Que la gente nos conozca, pero una preocupación muy clara es si la acción está muy baja o muy alta, no en el corto plazo .

Aunque, añade, obviamente tenemos que generar valor y el valor que tenemos en la empresa se tiene que ver en el precio de la acción a largo plazo y para eso trabajamos, pero no es algo que nos preocupe si en este trimestre se va a caer la acción, no estamos persiguiendo el precio de la acción diario.

Al hablar de las ventas durante el presente año, el directivo destaca que el consumo se ve sólido, el arranque del año fue bueno y no se presentó una desaceleración muy marcada.

Para las tiendas de autoservicio en general, agrega, el año pasado fue bueno a pesar de que la Comer enfrentó factores que afectaron sus ventas totales. La razón, justifica, es que se salieron de la venta de ropa.

El mercado objetivo que tenemos regularmente no compra la ropa en el supermercado. Nos quedamos con ropa interior, de casa, blancos, pero la ropa exterior como camisas, pantalones, zapatería, ya no lo ofrecemos y eso nos afectó las ventas , dice.

Rogelio Garza habla de que con la venta de las tiendas de La Comercial Mexicana también se fue la campaña de Julio Regalado. Acepta que lanzaron otra estrategia que tuvo buenos resultados, pero no tiene la tradición, el conocimiento del público que se creó con Julio Regalado en sus más de 30 años de existencia.

[email protected]