Ryanair informó que obtuvo 95 millones de euros netos de utilidades en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal (octubre-diciembre del 2016), 8% menos que en el mismo periodo del año anterior.

En un comunicado, la aerolínea líder en Europa del sector de bajo costo informó que sus ingresos totales subieron 1% entre octubre y diciembre pasados respecto al tercer trimestre del 2015, al tiempo que aumentó 16 % su tráfico de pasajeros, hasta los 28.8 millones.

El director general de Ryanair, Michael O’Leary, explicó que el descenso de los beneficios está en línea con las previsiones de la compañía, que ya pronosticó el abaratamiento de su tarifa media durante la temporada de invierno.

En este sentido, el precio del boleto de la aerolínea se situó en los 33 euros por pasajero, 17% menos que en el tercer trimestre del 2015, mientras que se redujo 6% los costes por unidad.

La caída en el rendimiento de esos indicadores, dijo el directivo, se vio exacerbada por la marcada devaluación sufrida por la libra británica tras el referéndum sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea celebrado el pasado 23 de junio.

En respuesta a este entorno adverso, Ryanair ha continuado mejorando su programa de atención al cliente, reduciendo los costes y estimulando la demanda con billetes más baratos, lo que ha relanzado los factores de carga hasta niveles récord , aseguró O’Leary en la nota.

El índice de ocupación entre los pasados meses de octubre y diciembre, que mide el porcentaje de asientos ocupados en cada avión, se situó en 95%, esto es 2% más que en el tercer trimestre del 2015.

El directivo predijo que la libra mantendrá su volatilidad durante un tiempo y que las economías europea y británica podría experimentar una desaceleración a medida que nos acercamos al ‘brexit’ , recalcó.

O’Leary estimó que las previsiones económicas de la aerolínea para el resto de su ejercicio fiscal son modestas y adelantó que el rendimiento podría caer hasta un 15% en el cuarto trimestre, en cuyo calendario no entra este año la Semana Santa.