Caterpillar Inc reportó el lunes utilidades trimestrales más fuertes a lo esperado, debido a que la mayor fabricante de maquinaria para construcción y minería redujo fuertemente sus costos para contrarrestar las débiles ventas de su unidad de equipos para remoción de tierra.

Estos resultados, junto con un pronóstico preliminar de ganancias mejor al esperado para el 2014, impulsaron más temprano las acciones de Caterpillar en casi 7 por ciento.

En un comunicado, Doug Oberhelman, presidente ejecutivo de la compañía, dijo que Caterpillar estaba comenzando a ver algunas señales de mejora en la economía mundial, lo que debería ser positivo para las ventas en el futuro.

El optimismo de Oberhelman se extendió a los mercados emergentes, que fueron motivo de preocupación para los inversionistas en las últimas semanas.

El ejecutivo espera que el crecimiento de Caterpillar repunte en las economías en desarrollo este año.

Agregó que Caterpillar espera que sus clientes mineros sigan reduciendo sus inversiones en nuevo equipamiento en el próximo año. En años recientes el sector ha sido uno de los más rentables de la compañía, y Caterpillar redobló agresivamente su presencia en el negocio mediante adquisiciones.

Pero en el último año y medio, clientes mineros, que enfrentan la respuesta negativa de inversores en torno a impopulares adquisiciones, excesivos presupuestos y débiles precios de los metales, redujeron el gasto de capital, disminuyeron el desarrollo de algunos proyectos y postergaron otros, además de aplazar o cancelar nuevos pedidos de equipamientos.

Como resultado, la demanda del equipamiento minero de Caterpillar disminuyó y Oberhelman dijo el lunes que la compañía espera que esos vientos en contra continúen en el 2014, cuando las ventas declinarían otro 10 por ciento.

El ejecutivo declaró, además, que tomaría acciones adicionales en el 2014 para reducir costos y calificó las medidas como decisiones difíciles para posicionarnos mejor más adelante, cuando las condiciones económicas mejoren y nuestras ventas de recuperen .

La firma, con base en Peoria, Illinois, que también fabrica locomotoras, motores a diésel y turbinas, informó que sus utilidades en el cuarto trimestre alcanzaron los 1,000 millones de dólares, a la alza frente a los 697 millones de dólares del mismo período del año previo.

Los ingresos cayeron 10%, a 14,400 millones de dólares.