El conglomerado mexicano Alfa, uno de los mayores del país, reportó este martes su cuarto informe financiero del 2016 a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), donde se destaca una fuerte caída de la utilidad neta de 28.54% en 2016 respecto al consolidado del 2015, lo que es una caída de 1,078 millones de pesos.

Esta baja en la utilidad neta controladora se debió a que Alfa está expuesta a las fluctuaciones de las tasas de interés, ya que para el 2014, de los préstamos de la empresa, 34% devengaba en tasa de interés variable.

Por lo tanto, si las tasas siguen en aumento, las obligaciones del servicio de la tasa variable se incrementarían y la utilidad neta o el efectivo disponible disminuirían para el pago de la deuda.

Así se demostró en el consolidado del 2016, y el nivel de endeudamiento podría tener consecuencias importantes para los inversionistas.

Se endeuda más

Según datos proporcionados por la empresa, la deuda neta subió 47% en tan sólo un año, pasando de un monto de 82,340 millones a 120,754 millones de pesos.

Sin embargo, tuvo un importante alza en sus ingresos, de 13.74%, y su flujo operativo (EBITDA) aumentó 14.44% en la contabilidad consolidada anual.

El crecimiento de los ingresos estuvo ligado principalmente porque en el año la depreciación del tipo de cambio del peso frente al dólar fue de 19.92%, lo que impactó de manera positiva en los ingresos contabilizados en dólares de las empresas, además de la fuerte consolidación de su filial Axtel.

Pese a los resultados mixtos, en un sondeo hecho por agencias, de los 12 analistas que siguen a la empresa, 10 hacen la recomendación de Compra, uno aconseja Fuerte Compra y otro sugiere Venta.

Para el precio objetivo promedio se da en una cotización de 35.37 pesos, lo que se estima un rendimiento de 32.82% para el 2017.

Resultados mixtos del 4T16

Estimaciones de CI banco tenían previsto que para el trimestre los ingresos crecieran 9.7% y el consenso estimaba un alza de 18.6%, lo que lo pondría en línea con lo esperado por los analistas que siguen a la empresa.

Sin embargo, el resultado fue decepcionante, al caer 4.32% en el último trimestre del año pasado, mientras Casa de Bolsa de CIBanco estimaba un crecimiento de 22.7% en el EBITDA y el consenso se vio más optimista con un resultado esperado: un repunte de 24.7 por ciento.

La utilidad neta de la parte controladora del conglomerado industrial ha pasado de un saldo positivo de 162 millones de pesos a un déficit de 890 millones de pesos en el cuarto trimestre.

Avanzan filiales

Entre las filiales de Alfa, las que más destacaron por sus resultados financieros fueron la empresa de autopartes Nemak y la procesadora de alimentos Sigma.

Por su parte, Axtel y Sigma tuvieron los más fuertes crecimientos en ingresos, con un alza de 123 y 14% en el consolidado respecto al 2015, mientras que Alpek y Nemak tuvieron un crecimiento más discreto, de 8 y 12 por ciento.

rafael.mejia@eleconomista.mx