United Airlines, una de las mayores aerolíneas de Estados Unidos, afronta un intenso día en Wall Street tras el escándalo con un pasajero que está amenazando seriamente su imagen. Las acciones de la compañía aérea bajan un 4% en el arranque de la sesión en la plaza neoyorquina arrastradas por el incidente con uno de sus pasajeros.

A poco de iniciar sesión Wall Street, los títulos de la compañía llegaron a ceder hasta un 6.3%, iniciadas las transacciones, los títulos ya caen un 3.21 por ciento.

NOTICIA: Vulnerar sistemas de vuelo es muy complicado: United Airlines

Por un problema de overbooking (sobreventa de billetes) en un vuelo de Chicago a Lousiville el pasado lunes, la compañía decidió desalojar del avión a cuatro de los viajeros para acomodar a miembros de la tripulación. Uno de los pasajeros, un médico asiático, ofreció resistencia y fue desalojado a la fuerza, situación que fue grabada y convertida en viral en las redes sociales.

La polémica se intensificó tras la reacción del consejero delegado de United Airlines, Oscar Muñoz, que solo pidió disculpas por haberse visto obligada a "reacomodar" a los pasajeros, sin hacer referencia a la violencia empleada contra el médico de 69 años, que fue arrastrado por el pasillo por agentes de las autoridades portuarias y cuyo rostro aparece ensangrentado en los videos subidos a Internet.

NOTICIA: México, mercado con más número de rutas fuera de EU de United

Hoy el incidente se ha convertido en tema obligado de debate en publicaciones y medios sociales en China. Según consigna Bloomberg, el hashtag #UnitedForcesPassengerOffPlane (United obliga a pasajero a salir del avión en español) es lo más comentado en la red Sina Weibo, el equivalente de Twitter, con más de 100 millones de menciones.

Aerolíneas de todo el mundo con frecuencia sobrevenden sus vuelos en respuesta a una situación que ocurre a diario; que los pasajeros no siempre llegan a pesar de haber comprado un pasaje. Con esta práctica, las compañías se aseguran de minimizar este riesgo.

La aerolínea ofreció 800 dólares y una noche de hotel a los pasajeros que accedieran voluntariamente a ceder su plaza en la ruta Chicago-Louisville. A la vista de que nadie se presentó, un programa informático eligió al azar a cuatro personas. Tres se bajaron del avión pero el médico se negó alegando que necesitaba llegar a casa y que sus pacientes le esperaban. Ante su reacción, los empleados de United Airlines llamaron a las autoridades portuarias, que le desalojaron a la fuerza. Uno de los agentes ha sido suspendido por el Departamento de Aviación de Chicago por la violencia empleada.

NOTICIA: United Airlines suspende operaciones en EU por fallas de red

Mientras, muchos pasajeros están llamando al boicot a United Airlines, que hace unas semanas dejó en tierra a dos adolescentes por llevar 'leggings' (mallas). Las chicas viajaban gratis con un billete de cortesía que las aerolíneas ceden a sus empleados y a los familiares de éstos. Este tipo de viajeros debe someterse al código de vestimenta de la plantilla.

erp