El Fondo de Transporte México (Traxión) busca recabar 5,978 millones de pesos con su Oferta Pública Inicial de acciones (OPI) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La empresa planea debutar el próximo 27 de septiembre mediante una oferta con la que proyecta colocar 239.1 millones de acciones. El precio que ha fijado para cada uno de sus títulos se ubica en un rango de 23 a 27 pesos.

El objetivo de ir por financiamiento vía Bolsa de Valores es continuar con su desarrollo y expansión orgánico, así como realizar potenciales adquisiciones. Otros fines serán el prepago de arrendamiento de equipo y para capital de trabajo, muestra el prospecto de colocación.

En el futuro uno de los planes es continuar con las adquisiciones , sostuvo el socio director de Nexxus Capital, Arturo Saval.

Agregó que Traxión tiene enormes oportunidades de consolidación porque participa en una industria, la de autotransporte y logística, que está altamente dividida y en la que la empresa más grande del sector no alcanza 1% de participación de mercado.

Hay más de 900 adquisiciones potenciales con más de 245,000 unidades, lo cual representa una oportunidad para consolidar la industria, muestra información de la empresa.

Es una industria dispersa entre muchos jugadores de tamaño medio , aseguró Saval.

La plataforma mexicana de transporte terrestre y logística tiene actualmente una flota de 4,963 unidades motrices, la mayor del país. La de sus competidores más cercanos son 2.3 y 2.6 veces menor a la de Traxión.

En el negocio de carga y logística, la empresa Transportes Monterrey registra una flota de 2,189 unidades y Senda, en la división de transportes de pasajeros, tiene 1,887 unidades. Otros competidores cercanos son Autotransportes Tresguerras y Transportes Castores con 1,867 y 1,724 unidades, en ese orden.

Nueva ruta

La próxima emisora de la BMV ofrecerá una nueva ruta de inversión enfocada en el negocio de autotransporte de carga y logística, así como el de servicios de transporte escolar y de personal.

En los recientes dos años los ingresos de Traxión crecieron 131.8%; en el 2016 ascendieron a 6,134 millones de pesos. En tanto que la utilidad neta consolidada cayó 12.4%, el EBITDA ajustado aumentó 248.2%, mientras que el margen EBITDA ajustado incrementó de 13.8% en el 2014 a 19.9% en el 2016.

Su flota se ha incrementado 16 veces en los últimos seis años y registra más de 345 millones de kilómetros recorridos en promedio anual. Sus operaciones se concentran en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, así como en la zona del Bajío y en las regiones de la frontera Estados Unidos y México.

El transporte por carretera juega un papel clave en la economía mexicana, representa 56.2% del total de las toneladas de carga y 96% del total de personas transportadas vía terrestre durante el año 2016, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes , cita el prospecto de la oferta.

De compras

Desde el 2011, la empresa ha realizado cinco adquisiciones, invirtió 3,900 millones de pesos, con lo que ha consolidado una plataforma que engloba a las filiales Egoba, Grupo Mudancero, AFN, Lipu y Grupo SID.

Los orígenes de la nueva emisora se cuentan desde hace 65 años, cuando la familia Lijtszain inició con el negocio de autotransporte de carga y logística con Muebles y Mudanzas MyM.

En el 2006, el fondo de capital privado Discovery Americas invirtió en la empresa encabezada por Bernardo y Aby Lijtszain; más tarde en el 2016 la empresa recibió capital adicional del también fondo privado Nexxus Capital.

Los fondos de capital privado Discovery Americas y Nexxus Capital son accionistas de la compañía, con 44.7 y 17.7% de participación, respectivamente. Otro 21.3% está en manos de personas físicas y el restante 16.3% es de otros inversionistas, de acuerdo con información de Traxión.

judith.santiago@eleconomista.mx