La estrategia digital se ha convertido en una prioridad de las empresas españolas, que están abordando mejor la comunicación a través de sus redes corporativas, pero aún queda camino por recorrer, especialmente frente a sus homólogos europeos.

Las compañías de la Bolsa española siguen sin aprovechar todas las posibilidades de comunicarse con sus grupos de interés a través de sus páginas corporativas en Internet, según una nueva edición del estudio Webranking 2015-2016, que elabora la firma Comprend.

El informe ha abarcado 803 sitios web corporativos de 36 países, entre ellos los de 25 de empresas cotizadas españolas (frente a los 29 de la edición anterior), analizando cómo afrontan los desafíos de la comunicación online, después de realizar encuestas a inversionistas, analistas, periodistas económicos y personas que buscan empleo, y con base en un centenar de criterios.

Tras este análisis, España se sitúa en el puesto 12, con una puntuación de 37.2 sobre 100, tras Noruega (37.3) y por delante de Rusia (32.5), Polonia (31) y Turquía (23.9 puntos).

Finlandia, la primera

En primera posición figura Finlandia, que obtiene 63.3 puntos, seguido de Suecia (57.7), Italia (55.4), Alemania (55) y Suiza (48.8). Holanda (46.7), Reino Unido (44.2), Dinamarca (43.8), Francia (43.4) y Bélgica (37.7) completan el top ten.

Repsol es el líder de las empresas nacionales que mejor comunican online, un puesto que mantiene desde 2006, cuando se inició el ranking español. La petrolera obtiene 66.3 puntos sobre 100, seguido de ArcelorMittal, con 61.1; Telefónica, con 56.8; y Amadeus, con 51.1 puntos. Las 21 empresas restantes de la lista tienen menos de 50 puntos. Mediaset, con 18.1, y Zardoya Otis, con 10 puntos, son las que registran la puntuación más baja.

El estudio señala que, aunque la transparencia digital de las compañías españolas ha mejorado durante el último año (la puntuación media total ha subido 3.9 puntos respecto al ranking anterior), aún existen luces y sombras, ya que "no proporcionan información suficiente sobre temas cruciales", como los que interesan a los inversionistas.

Áreas de mejora

La información que ofrecen a los inversionistas y sobre gobierno corporativo son dos claras áreas de mejora. En el caso de la primera, la comunicación sobre objetivos financieros y los logros alcanzados, así como las tendencias del mercado y los retos, tienen una gran demanda por parte de los inversionistas. Nueve de cada diez exige transparencia en estos temas.

Sin embargo, 21 de las 25 empresas analizadas no tuvieron ninguna puntuación en el criterio de objetivos y logros alcanzados. Esto ha supuesto que, en este apartado, el porcentaje registrado por España sea apenas del 16.8%, sólo por encima de Turquía (10%), frente al 64% que obtiene Finlandia o el 46% de Alemania.

En la actividad digital sobre buen gobierno España también va a la zaga, con una media del 38.4%, ya que ofrecen escasa información sobre la remuneración de sus directivos y consejeros. La mayor transparencia aquí corresponde a Finlandia (80%), Suecia (75%) e Italia (57%).

El reporte financiero es el apartado donde las empresas españolas obtienen mejores puntuaciones, alcanzado un promedio del 77.3% en las presentaciones financieras. La transparencia sobre responsabilidad corporativa de las compañías españolas también es una de sus fortalezas, aunque el estudio destaca que apenas ha progresado en un año. Esta información es buscada por tres de cada cuatro inversionistas.

A través de móviles

Otro de los retos para los grupos nacionales es el acceso a sus páginas web corporativas a través de dispositivos móviles. El número de usuarios está creciendo de forma exponencial, por lo que las empresas deben facilitar el acceso y mejorar la experiencia de los demandantes a través de una mejor capacidad de respuesta y una velocidad de carga más rápida.

Sólo el 32% de las páginas web de las empresas españolas tienen capacidad de respuesta. Además, el 24% de ellas tarda en cargar a través de dispositivos móviles.

[email protected]